"Hará falta esperar que Berlusconi haga morir a un millón de italianos para que la gente deje de apoyarlo"

"Hará falta esperar que Berlusconi haga morir a un millón de italianos para que la gente deje de apoyarlo"

"Hará falta esperar que Berlusconi haga morir a un millón de italianos para que la gente deje de apoyarlo"

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

El escritor, semiólogo y filósofo Umberto Eco afirmó hoy que "hará falta esperar que Berlusconi haga morir a un millón de italianos para que la gente deje de apoyarlo", en una comparación con el fascismo, "abandonado" que causó la misma cifra de muertos a Italia.

"Los italianos están hechos así. Berlusconi es un personaje que actúa como caudillo y agrada por contar chistes", sentenció el intelectual durante la rueda de prensa promovida por el Círculo de Bellas Artes, que esta tarde le otorgará la Medalla de Oro de la institución.

Eco opinó sobre diversos temas, desde la actual situación de los medios de comunicación hasta el terrorismo. "Les guste o no, si no quieren terrorismo, hagan una guerra. Entre 1939 y 1945 no hubo terrorismo, ni tampoco en Vietnam", ejemplificó, añadiendo que "en los países donde no hay guerra ni terrorismo, la gente se mata en estadios de fútbol o por droga".

Sobre el futuro de los libros en la era digital, Eco declaró que escribió una obra de 350 páginas sobre el tema junto al guionista francés Jean-Claude Carrière. Ambos presentaron 'No os vais a librar de los libros' en última Feria del Libro de Turín. "Esta mañana fui a la Biblioteca Nacional y vi libros de hasta 500 años, además de manuscritos de 1.000 años. No se sabe cuánto tiempo va a sobrevivir el ordenador. Los discos flexibles ya no existen", argumentó, añadiendo que si tuviera que dejar algo "para la posteridad" lo haría en formato de libro. "No se puede leer la obra completa de Proust en un e-book", bromeó.

PRENSA Y TELEVISÓN

Sin embargo, Eco confesó que puede ser "cómodo" leer los periódicos en un tren a través de aparatos digitales. "La noticia llega más rápido y se puede leer tu periódico habitual desde aquí o Malasia", explicó. "Creo que cada nuevo medio de comunicación que aparece no mata los que ya existen y hay dos posibilidades para los diarios: convertirse en medios de profundización de la noticia o convertirse en publicaciones periódicas", opinó.

En relación a los contenidos periodísticos, el también comunicólogo destacó que "el atentado contra la libertad de prensa ya no viene de dictaduras, excepto en países como Corea del Norte o la Rusia de Putin". Para Eco, los diarios, debido a las cuotas de publicidad, "son obligados a inventar informaciones o a seguir las noticias de corazón para sobrevivir". "Hay una censura por exceso de información", denunció, señalando también la "mermelada informativa" que sucede en Internet.

El pensador italiano también declaró que en Italia "no se plantea el problema del control de la televisión pública" porque ésta "ya no existe". "Berlusconi la ha convertido en una televisión privada", declaró, añadiendo que si tuviera que regalar un libro al mandatario italiano, en este momento sería 'Lolita', debido a las noticias que denuncian la presencia de Berlusconi en la fiesta de cumpleaños de una modelo de 18 años. "Pero él ya declaró que no lee un libro hace más de veinte años, entonces no creo que le daría uno de verdad", reveló.

"PERSONAS SIMPÁTICAS"

Sobre el galardón otorgado por el CBA, Eco declaró que "si eres suficientemente inteligente, no puedes pensar que recibes premios por méritos tuyos". "Ganas un premio porque les caes bien a otras personas y si encima éstas son simpáticas, es una alegría", afirmó.

Al ser preguntado sobre qué pasará con el mundo tras la crisis, Eco prefirió no dar su opinión. "Uno de los errores más importantes es creer que los intelectuales son profetas", sentenció. Y también cuestionó "la divinización del intelectual" a lo largo de los años. "El papel de los intelectuales nunca ha sido tan importante, eso fue un mito creado por la izquierda, que era más culta que la derecha", disparó.

Eco reveló que ahora mismo no pretende publicar otra novela. "Sólo hablo en presencia de mi abogado", bromeó, explicando que necesita "muchos años" para escribir una y que su última obra en este género, 'La misteriosa llama de la Reina Loana', fue publicada "hace sólo cuatro años". No obstante, está trabajando en un libro ilustrado, al estilo de 'Historia de la belleza' y 'Historia de la fealdad', que tratará de listas. "La historia de la literatura y de la pintura son enormes listas de 'electos'", concluyó.