Ibarretxe se despide reivindicando "el derecho a decidir"

BILBAO (Reuters) - El lehendakari en funciones, Juan José Ibarretxe, se despidió el miércoles tras participar en la última reunión de su Gobierno reivindicando "el derecho a decidir de la sociedad vasca" y algunos de sus proyectos más polémicos como el Nuevo Estatuto Político, más conocido como "Plan Ibarretxe", o la frustrada "Ley de Consulta".

Ibarretxe compareció en Ajuria Enea ante los medios de comunicación una vez finalizado el último Consejo de Gobierno acompañado de sus socios del tripartito, el consejero de Justicia, Joseba Azkarraga, de Eusko Alkartasuna, y el de Vivienda, Javier Madrazo, de Ezker Batua.

El lehendakari en funciones destacó en su balance de Gobierno su defensa del "derecho a decidir" planteada "en iniciativas de las que estamos orgullosos" en referencia al "Plan Ibarretxe" aprobado por el Parlamento vasco en diciembre de 2004, o la Ley de Consulta refrendada también en 2008.

De ambas iniciativas dijo que "son hitos democráticos que ahí quedan como elementos, como auténticos mojones democráticos sobre los que en algún momento habrá que edificar las soluciones para este país".

En su despedida, Ibarretxe puso especial énfasis en las medidas económicas adoptadas por su Ejecutivo que habrían puesto las bases "para haber llegado los últimos a una gravísima crisis económica", y que permitirán que "este país salga en el pelotón de cabeza de la crisis".

En referencia al próximo Gobierno socialista dijo que "lo que nos diferencia es que, así como nosotros respetamos el derecho a decidir del pueblo vasco, es evidente que ni el PP ni el PSE lo respetan", porque según añadió, "si tenemos que hablar de aceptación de las mayorías en este país después de las elecciones", la sociedad vasca "sigue siendo abertzale, es mayoritariamente abertzale".

En su última comparecencia y a menos de una semana para el pleno de designación del lehendakari que se celebrará el 5 de mayo, Ibarretxe no despejó las dudas existentes sobre cuales serán las líneas de su discurso en el citado pleno y tampoco dio pistas sobre su futuro político y sobre si continuará o no en el Parlamento vasco.

El candidato socialista Patxi López tiene asegurada su designación como lehendakari gracias al pacto con el Partido Popular y al anunciado voto de respaldo de Unión Progreso y Democracia, lo que le permitirá sumar la mayoría absoluta necesaria para la investidura.