II-SP dice que su candidatura no significa que España sea democrática

BARCELONA, 28 (EUROPA PRESS)

El número 3 de la lista de Iniciativa Internacionalista-Solidaridad entre los Pueblos (II-SP), Josep Garganté, aseguró hoy que la concurrencia de la coalición a las elecciones europeas, después de que el Tribunal Constitucional (TC) revocara la primera decisión del Tribunal Supremo que anulaba su candidatura, "no significa que el Estado español sea democrático".

Garganté ofreció una rueda de prensa en Barcelona, ante la sede de la Comisión Europea, durante la que criticó la Ley de Partidos y afirmó que ha quedado "en evidencia" por la autorización de la candidatura de II-SP.

Las listas de la coalición, autorizadas en el último momento por el TC, están encabezadas por el dramaturgo vasco Alfonso Sastre, y Arnaldo Otegi, ex líder de la ilegalizada Batasuna, ha pedido el voto de la izquierda abertzale para sus candidatos.

El número tres de II-SP destacó que los "Países Catalanes" pueden ser una parte "decisiva" en el hipotético logro de un europarlamentario, algo que, a su juicio, permitiría "llevar la voz de los pueblos" a Europa. Esa eventualidad "incomodará mucho al Gobierno", dijo.

El candidato afirmó que no están "nada preocupados" por la abstención, ya que "votará mucha gente que no ha podido votar nunca porque estaba ilegalizada".

CONDENA DE LA VIOLENCIA

El abogado y vocal de la Comisión de Defensa del Colegio de Abogados de Barcelona, Jaume Asens, opinó que el veredicto del TC es un "severo garrotazo" a los partidos tradicionales y recordó que no se han podido probar indicios de un eventual apoyo de II-SP a ETA.

Garganté precisó al respecto que "las condenas a la violencia de los políticos profesionales en relación a las acciones armadas de ETA, al igual que las declaraciones de los mismos políticos profesionales y de la patronal en relación a los centenares de muertes de trabajadores que hay cada año en su trabajo, las dos, no sirven absolutamente para nada".

Las críticas llegaron también a partidos como Aralar y ERC, que se presentan en la Coalición Europa de los Pueblos junto a BNG, porque en el caso de ERC aplica el proceso de Bolonia en las universidades "a golpes de porra", y en el caso de Aralar "tiene miedo al Estado".