Izaskun Bilbao dice que hay que afrontar la crisis desde Europa y apuesta por dar papel fundamental a las regiones

Azkuna cree que es preciso "estar metido en la cocina de Europa" y advierte de que "las soberanías son cada vez más compartidas"

BILBAO, 25 (EUROPA PRESS)

La candidata del PNV al Parlamento europeo Izaskun Bilbao advirtió hoy de que sólo "desde Europa" será posible afrontar la crisis "con fortaleza" y defendió el desarrollo de una política económica "con una ética humanista" y en la que las regiones tengan "un papel fundamental". En este sentido, propuso medidas como un sistema europeo de supervisión del mercado financiero, un plan de inversiones en I+D+I europeo y un registro de patentes europeo.

En un acto celebrado en el Museo Marítimo de Bilbao, junto al alcalde de la capital vizcaína, Iñaki Azkuna, la candidata jeltzale insistió en que, ante el actual contexto de crisis, "sólo desde la dimensión europea, vamos a ser capaces de afrontarla con más fortaleza y de poner límites a esa falta de transparencia absoluta que ha provocado la situación actual y de codicia que han tenido los países".

De esta manera, defendió la existencia de "un sistema europeo de supervisión" del mercado financiero, porque únicamente "desde esta dimensión con un código de valores" será posible que "todos los países estén sometidos a él y plantear un sistema económico con una ética humanista".

Bilbao apostó por establecer un sistema que "pueda armonizar social y fiscalmente a todos los países" y profundice en "los principios de solidaridad", así como por "disponer de la autonomía financiera que necesitamos" sin que esté "condicionada a la voluntad de los estados miembros".

"Europa tiene que ser capaz de regenerar nuestra economía y la que apueste por la innovación y la capacidad de las personas", destacó la candidata del PNV, que propuso la realización de un plan de inversiones en I+D+I europeo y la puesta en marcha de un registro de patentes europeos. En esta línea, rechazó la extensión de la jornada laboral, destacando la necesidad de apostar "por el talento" de los trabajadores y favorecer la conciliación de la vida laboral y familiar.

Tras indicar que Euskadi puede aportar su experiencia de los últimos 25 años en el impulso de un modelo de "desarrollo económico, acompañado del necesario desarrollo social", reivindicó una política económica en la que las regiones tengan "un papel fundamental" y "voz" ya que la construcción europea debe hacerse "de abajo a arriba".

Bilbao lamentó además que los ciudadanos "sienten lejanas" las instituciones europeas, a pesar de que "el 80 por ciento de las decisiones de la legislación de las entidades regionales son previamente decididas en Europa". Por ello, reiteró su compromiso a "escuchar" y trasladar las aportaciones de los ciudadanos.

En este sentido, aseguró que el PNV es "el único partido político de Euskadi que tiene posibilidad real de representar a Euskadi" y cuyo "único interés" es defender los intereses de sus ciudadanos. "Están transmitiendo la imagen de que sólo hay que votar al PP o al PSOE. Hace 50 años estuvimos en el proyecto europeo y tenemos que seguir estando, porque es importante, construyendo el futuro de Europa", concluyó.

SOBERANÍA COMPARTIDA

Por su parte, el alcalde de Bilbao, Iñaki Azkuna, también incidió en el papel de la formación jeltzale como "uno de los fundadores de la reciente y maravillosa Europa", porque estuvo "desde el principio con los grandes hacedores de la Europa moderna". De este modo, recordó que su partido fue "uno de los fundadores de la democracia cristiana", de la que "nos echaron prácticamente".

Azkuna, que advirtió de que "queda mucho por hacer" en Europa, aseguró que Bilbao "quiere ser una ciudad cosmopolita, abierta y tolerante que tiene que mirar a Europa" y "copiar las cosas buenas" de los países del norte.

Tras subrayar que "prácticamente todo depende de Europa", señaló la necesidad de "estar metido en la cocina de Europa" y añadió que "las soberanías son cada vez más compartidas". "Cada vez los pueblos tienen menos soberanías porque las soberanías son cada vez más compartidas. España ha tenido que compartir con Europa soberanía, con Vitoria. Todos tenemos que compartir soberanía. Nosotros tenemos que compartir soberanía en el Ayuntamiento con los barrios", destacó.