Jordi Sevilla aconseja a Rajoy que ponga "en cuarentena" a Camps, como Aguirre ha hecho con sus imputados

MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

El ex ministro de Administraciones Públicas Jordi Sevilla recomendó hoy presidente del PP, Mariano Rajoy, que actúe con Francisco Camps como ha hecho el PP de Madrid con sus cargos imputados por el 'caso Gürtel".

"Si usted tiene a uno (o varios) de sus fieles imputado por delitos graves de corrupción política, lo sensato, incluso respetando la presunción de inocencia, es ponerlo en cuarentena (como ha hecho el PP de Madrid y el PSOE en otros sitios) y no dedicarse a descalificar a la prensa, a los fiscales, a los jueces, al resto de partidos políticos y a todo el sistema", escribe Sevilla en su espacio personal de Internet.

El diputado del PSOE por Valencia afeó a Rajoy que el pasado fin de semana cargara contra los "Torquemadas del siglo XXI" para mostrar su apoyo a Camps porque, a su juicio, ello le lleva a pensar que el líder 'popular' cree que "no hay garantías judiciales" y que la democracia "no funciona". "¿De verdad Rajoy cree que nuestro sistema democrático, a pesar de sus fallos, es un fraude? ¿Qué propone para corregirlo", se plantea.

¿CÓMO PUEDE DORMIR POR LAS NOCHES?

Sevilla también arremete en su 'blog' contra el presidente valenciano, a quien pregunta "¿cómo puede dormir por las noches?" tras su imputación en el supuesta trama de corrupción en el entorno del PP. "Porque --añade-- si los demás nos vemos obligados a dar bandazos entre las dudas razonables y los indicios racionales a la luz de los datos parciales que tenemos, él (Camps) sí conoce la verdad que existe detrás de todos estos hechos".

Sevilla cree que si el presidente valenciano sabe que las relaciones "de confianza y camaradería" establecidas con las empresas investigadas en el marco de la operación 'Gürtel' han ido "más allá de lo normal y razonable en un Estado de Derecho, ¿cómo puede dormir si, al pillarlo en falta, se encierra en una mentira y arrastra con ella a su partido y a su capitán?".

UNA AUTÉNTICA TORTURA

A su juicio, si "de verdad" no hay "nada de nada", como repite Francisco Camps, verse sometido a una campaña como esta es "una auténtica tortura que, como católico devoto que es, debe estar superando con la oración y el apoyo de los suyos".

"La verdad no es opinable ni está, por definición, toda en un lado --prosigue--. En democracia, las acusaciones, que se deben de probar, son personales, no a grupos, colectivos ni mucho menos a comunidades autónomas, salvo las que realizan los totalitarios nazis que hablaban de 'la culpa de los judíos' o 'de los gitanos' o 'de los homosexuales'". "Pero, los nazis, ya se sabe, estaban en el otro lado", concluye.