La Audiencia Nacional rechaza la puesta en libertad de Permach, Etxeberria, Aldasoro, Landa y Álvarez

MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

La Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha rechazado poner en libertad a los dirigentes de la ilegalizada Batasuna Joseba Permach, Juan Cruz Aldasoro, Karmelo Landa y Joseba Álvarez, antes de la celebración del juicio por la presunta subordinación de esta formación a ETA y su financiación a través de las denominadas 'herriko tabernas'.

Según explica un auto, hecho público hoy, la Sección Segunda no ha atendido la solicitud de excarcelación cursada por las defensas de los cinco procesados por un delito de pertenencia a ETA al considerar que existen indicios de que sus actividades no se circunscriben "a la mera acción política" sino que "han podido estar coadyuvando por todos los medios extender la actividad de Batasuna y sus diferentes marcas, poniéndolas al servicio de ETA".

Los magistrados consideran que Permach, Aldasoro, Landa, Etxeberria y Álvarez se encontraban "plenamente integrados en la banda criminal a través de su actividad en Batasuna, por un mero reparto de papeles dentro de la propia organización".

ELEVADO RIESGO DE FUGA

Los cinco procesados serán juzgados próximamente junto a otros 35 miembros Batasuna en el marco de una investigación que acumula más de 800 tomos, conocida como sumario 35/02. La Sección Segunda considera que este "momento procesal intermedio" conlleva un elevado riesgo de fuga habida cuenta de la pena que lleva aparejado el delito de integración, de entre 10 y 14 años de prisión.

También se encuentran procesados en esta causa los miembros de Batasuna Arnaldo Otegi, Pedro Félix Morales, Andrés Larrea, Josu Iraeta, Adolfo Araiz, Juan Carlos Rodríguez, Mikel Arregi, Esther Agirre, Sabino del Bado, Miren Jasone Manterola, José Luis Elkoro, Floren Aoiz, Juan Pedro Plaza, Santiago Hernando y Kepa Gordejuela.

Completan esta relación Isabel Mandiola, Segundo López de Aberasturi, José Luis Franco, Enrique Alañá, Juan Francisco Martínez, Izaskun Barbarias, Rubén Andrés, Vicente Enekotegi, Agustín Rodríguez, Patxi Bengoa, Jaione Intxaurraga, Idoia Arbelaiz, Jon Gorrotxategi, Juan Ignacio Lizaso, Joseba Garmendia, José Antonio Egido, Santiago Quiroga, Anttón Morcillo y Maite Amezaga.

CASI SEIS AÑOS DE INVESTIGACIÓN

El sumario 35/02, que investiga la presunta subordinación de Batasuna a ETA, se abrió a partir de la detención en abril de 2002 de 11 personas acusadas de desarrollar un plan de financiación ideado por ETA a través de los locales conocidos como 'herriko tabernas'. El juez decretó posteriormente el embargo de 75 'herrikos' y su administración judicial.

En enero de 2005 Garzón procesó por integración en ETA a 36 miembros de Batasuna. Sólo un mes después procesó por el mismo motivo a tres dirigentes más, los ex parlamentarios de Batasuna Joseba Álvarez, Joseba Permarch y 'Josu Ternera'. En junio de 2005 el juez Fernando Grande-Marlaska, en sustitución de Garzón, que disfrutaba de una excedencia en Estados Unidos, procesó en esta causa al portavoz de Batasuna Arnaldo Otegi y al también ex parlamentario Jon Salaberria.

En el sumario constaban también como imputados otros históricos dirigentes de la izquierda 'abertzale' como Juan María Olano, Marije Fullaondo o el secretario general del sindicato LAB, Rafael Díez Usabiaga.