La izquierda abertzale critica que la bandera española haya sido colocada en la Casa de Juntas de Gernika

BILBAO, 28 (EUROPA PRESS)

La izquierda abertzale criticó hoy que la bandera española haya sido colocada en la Casa de Juntas de Gernika, después de que la semana pasada se izara en el edificio de las Juntas Generales de Vizcaya, en Bilbao. Además, reprochó al PNV que "acate y coloque" este enseña que, a su juicio, supone "un claro ataque al derecho a decidir" del pueblo vasco, "que tanto dice defender" la formación jeltzale.

En un comunicado, la izquierda abertzale subrayó que fue en la noche del domingo al lunes cuando se colocó la bandera de España en la Casa de Juntas de Gernika, precisamente, cuando el 26 de abril "se cumplió el 72 aniversario del bombardeo de Gernika".

"El 26 de abril de 1937, la Legión Cóndor, apoyando a los fascistas españoles liderados por el General Franco, arrojó miles de toneladas de bombas sobre Gernika, cuando ésta celebraba día de feria y estaba atestada de gente. Posteriormente, impusieron la bandera española", señaló.

En este sentido, apuntó que el pasado lunes, por la mañana, "72 años después de aquel fatídico día, se ha impuesto nuevamente la bandera española" a los ciudadanos de Gernika, y criticó "la falta de principios y de responsabilidad de los partidos representados en la Mesa de las Juntas Generales, conformada por el PNV, PSOE, PP e IU".

En su opinión, "es especialmente hiriente la actitud del PNV" porque, "en las instituciones que gobiernan son ellos mismos quienes acatan y colocan la bandera española, como en el Parlamento vasco, en el Ayuntamiento de Bilbao o esta misma semana en los edificios de las Juntas de Bizkaia".

"Han dejado bien clara la nula disposición de este partido a defender los símbolos que representan a todo un pueblo. Además, esta nueva imposición supone un claro ataque al derecho a decidir de todo este pueblo, derecho que tanto dice defender el PNV", añadió.

Por ello, realizó un llamamiento "a toda la ciudadanía a reivindicar más fuerte que nunca la defensa" de sus "símbolos y banderas", y a denunciar "esta nueva imposición, que supone un ataque directo a los derechos colectivos y los sentimientos de todo un pueblo".