Láncara acoge mañana el principal acto institucional en homenaje a Piñeiro, un "símbolo de galleguismo"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 16 (EUROPA PRESS)

La localidad lucense de Láncara y lugar de origen del homenajeado en el Día das Letras Galegas de este año, Ramón Piñeiro, acogerá mañana el principal acto institucional de conmemoración a la figura del "galleguista", que organiza cada año la Real Academia Galega (RAG).

Concretamente, a las 11.30 horas, se celebrará una recepción en el Ayuntamiento de Láncara de todos los asistentes; posteriormente, tendrá lugar una sesión, para celebrar después la 'clásica' sesión plenaria de RAG a la que acudirán diferentes personalidades de la cultura y de la política.

Así, participarán el presidente del Consello da Cultura Galega, Ramón Villares; el director de la Editorial Galaxia, Víctor Freixanes; el escritor Andrés Torres Quiruga; y el presidente de la RAG, Xosé Ramón Barreiro Fernández.

Por otro lado, está confirmada la asistencia del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo; la presidenta del Parlamento de Galicia, Pilar Rojo; el nuevo secretario xeral de Política Lingüística, Anxo Lorenzo; y el vicepresidente de la Diputación de Lugo, Antón Bao.

Ya en jornada de tarde, la celebración del homenaje al "ilustre símbolo del galleguismo" concluirá a las 17.00 horas en Carracedo, con una ofrenda floral en el busto del autor Ramón Piñeiro.

"UN REFERENTE DE GALLEGUISMO"

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, recordó esta semana que Ramón Piñeiro representa a "una generación convencida" de que la cultura y la poesía eran "un arma cargada de futuro en aquella época ingrata de noches de piedra", por lo que se comprometió a gobernar haciendo uso "del galleguismo cordial" y la "defensa de la democracia" que representó.

Por su parte, el secretario xeral de Política Lingüística, Anxo Lorenzo, situó al homenajeado de este año, Ramón Piñeiro, como "un punto de llegada" y alguien a tener en cuenta en las decisiones respecto a la política del gallego. "Piñeiro siempre fue y siempre será un referente por las reflexiones lúcidas sobre los problemas de la lengua", defendió.

Asimismo, el titular de Cultura en la Xunta, Roberto Varela, consideró al homenajeado en las Letras Galegas de este año, Ramón Piñeiro, como un ejemplo de "extraordinario ensayista y a una de las personas que más contribuyó a la creación de una conciencia de Galicia y de gallego".

Por otro lado, el presidente de la RAG, Xosé Ramón Barreiro, explicó que Piñeiro "previó para el futuro una democracia para la que se tenía que preservar la identidad de Galicia y por eso fue formando cuadros, personas y líderes para que cuando llegara el momento este país tuviera conductores para su identidad", recordó. "Más que una obra filosófica, su importancia esta en todo esto".

VIDA

Ramón Piñeiro López (1915-1990) nació en el seno de una familia campesina en la parroquia de Armea de la localidad lucense de Láncara, donde vivió con siete hermanos.

Adelantado al resto de sus compañeros en la escuela, entre 1924 e 1928, cursó en Lugo el bachillerato elemental años en los que entró en contacto con la literatura. Asimismo, el galleguismo llegó a el en Sarria, en una época en la que decidió subscribirse a El Pueblo Gallego y cuando pudo conocer de primera mano --1931 con la proclamación de la II República-- estas ideas de la mano del galleguista Lois Peña Novo, que celebró un mitin en su aldea.

Cuando cursaba el Bachillerato superior, creó Mocidade Galeguista de Lugo y posteriormente se relacionó con los líderes del Partido Galeguista (PG), que culminó con su elección como secretario del Comité Provincial del partido y a implicarse en la campaña a favor del Estatuto de autonomía.

Tras la Guerra Civil, se trasladó a Santiago de Compostela para estudiar la carrera de Filosofía e Letras. En su actividad, fue uno de e los fundadores y director literario de la Editorial Galaxia y desde este puesto "uno de los principales artífices de la reconstrucción cultural gallega da posguerra".

En 1942 se marchó a Madrid para cursar la especialidad de Filosofía, donde participó en la reconstrucción clandestina del PG y pasó a formar parte de su Comité de Dirección.

En plena dictadura, Ramón Piñeiro fue detenido en una reunión con otros grupos clandestinos y condenado a seis años de cárcel, de los que cumplió tres. Una vez fuera, estudió la posibilidad de crear un partido socialista en Galicia.

Cuando terminó la dictadura, se embarcó a la posibilidad de crear un Estatuto de Autonomía de Galicia y participó en las primeras elecciones democráticas en el senado por Lugo en una única candidatura de unidad de los partidos que proponían el federalismo.

Posteriormente, aceptó una oferta del PSdeG-PSOE para participar como independiente en las listas electorales para "asegurar la presencia del galleguismo" que garantizó en su puesto como diputado autonómico, y que le dio la oportunidad de trabajar en la Ley de normalización lingüística, aprobada por unanimidad en 1983.Ese mismo año, fue elegido presidente del primer Consello da Cultura Galega hasta su muerte.