Las propuestas de empleo y para salir de la crisis marcan el día de campaña vasca

  • Bilbao, 16 feb (EFE).- Las propuestas en materia de empleo y para salir de la actual crisis económica, y el cruce de críticas entre los partidos han destacado en el cuarto día de la campaña electoral vasca, en el que simpatizantes de la izquierda abertzale han tratado de boicotear un acto del PSE en Bilbao.

Bilbao, 16 feb (EFE).- Las propuestas en materia de empleo y para salir de la actual crisis económica, y el cruce de críticas entre los partidos han destacado en el cuarto día de la campaña electoral vasca, en el que simpatizantes de la izquierda abertzale han tratado de boicotear un acto del PSE en Bilbao.

En él, el candidato socialista, Patxi López, ha anunciado que ha alcanzado un acuerdo con el Ministerio de Ciencia e Innovación y la compañía Iberdrola para la construcción de un gran centro de investigación de energías renovables en Euskadi, un proyecto que ha calificado de "generador de empleo" en un campo "con un enorme potencial".

El discurso de Patxi López, en el que éste también ha avanzado "un plan específico para la revitalización de los barrios", se ha visto interrumpido por una decena de simpatizantes de la izquierda abertzale que, con gritos como "Democracia para Euskal Herria" y exhibiendo carteles en favor de D3M y de los derechos de los presos, han intentado sabotear el mitin.

Agentes de la Ertzaintza han retirado a la decena de jóvenes, tras lo cual Patxi López ha remarcado que "algunos siguen sin entender cuáles son las herramientas en democracia" y ha abogado por "desterrar definitivamente la violencia de Euskadi".

El candidato a la reelección, Juan José Ibarretxe, se ha mostrado receloso con la propuesta socialista de actualizar el Estatuto de Gernika en el acto llevado a cabo por el PNV en la Casa de Juntas de dicha localidad vizcaína.

"Cuando alguien habla de estos cambios me da miedo, ¿para qué se quieren los cambios, para rebajar el nivel de autogobierno que el propio Estatuto de Autonomía incorpora?", ha preguntado Ibarretxe, quien ha criticado al Partido Socialista y al Partido Popular por "traicionar" la palabra dada al pueblo vasco con relación al Estatuto, del que ha dicho que es "una ley incumplida".

En la también localidad vizcaína de Getxo, el candidato del PP, Antonio Basagoiti, ha acusado al PNV y al PSE de estar "más preocupados por los sillones" que por solucionar los problemas de los ciudadanos, y ha subrayado que Euskadi sale perdiendo "con los apaños de Ibarretxe y los socialistas", sobre los que ha agregado que "sólo han traído ineficacia y paro".

Ha afirmado que el PP sí tiene soluciones para poder "crear 100.000 empleos", una idea de "credibilidad" y "saber hacer las cosas" que ha remarcado en la localidad guipuzcoana de Eibar la cabeza de lista de la formación por dicho territorio, Arantza Quiroga, quien ha acusado al PNV de no enfrentarse a la "realidad de la crisis".

El presidente y candidato de Eusko Alkartasuna (EA), Unai Ziarreta, en otro acto de campaña en Ordizia (Guipúzcoa), ha propuesto duplicar las ayudas establecidas a fondo perdido desde el Gobierno Vasco para nuevos proyectos empresariales, que pasarían de 6.000 a 12.000 euros, siempre y cuando generen empleo y riqueza.

El coordinador general y candidato de Ezker Batua (EB), Javier Madrazo, ha recalcado su compromiso "con la izquierda vasca" al firmar ante notario en la sede de su formación en Vitoria un documento programático que incluye veinte propuestas electorales.

Entre los compromisos, EB pretende crear 100.000 puestos de trabajo a lo largo de la próxima legislatura, impulsar la fusión de las tres cajas vascas e incrementar el Impuesto de Sociedades hasta el 35 por ciento para las empresas con beneficios, así como recuperar el Impuesto de Patrimonio y reformar el IRPF para hacerlo aún más progresivo.

Madrazo ha sentenciado que ni PNV, ni PSOE, que están "noqueados por la crisis", ni el PP, que lo está por la "corrupción", firmarán "nunca" ante notario un compromiso público como el rubricado hoy por su formación, y que los tres optan por "hablar de banderas y patrias porque no pueden mirar a los ojos" a los ciudadanos amenazados por la crisis.