Laura Garrido (PP) dice que "los compromisos concretos" que logren con el PSE tienen que ser "plasmados en un texto"

Aboga por cambios en sistema educativo y política lingüística y cree "conveniente" que PP y PSE tengan mayoría en la Mesa del Parlamento BILBAO, 18 (EUROPA PRESS) La parlamentaria del PP Laura Garrido afirmó hoy que, aunque en la última reunión mantenida ayer por dirigentes del PSE-EE y del PP se dieron "algunos avances", aún habrá "más reuniones" en las que los populares esperan "que se logren más avances", y reclamó que "los compromisos concretos" a los que lleguen ambos partidos de cara a la posible investidura de Patxi López como lehendakari tienen que ser "plasmados en un texto". En una entrevista a Euskadi Irratia, recogida por Europa Press, Garrido recordó que el PP ya trasladó al PSE la necesidad de "algunos compromisos concretos" para que los populares apoyaran la candidatura de López en la sesión de investidura, y reiteró la necesidad de que dichos compromisos "estén plasmados en un texto". "Creo que eso sería bueno para el PP, para el PSE y también para toda la sociedad, para saber así cuales serán esos compromisos y qué política vamos a hacer los próximos años y cuáles serán las políticas que van a cambiar. Creo que es importante que esos compromisos aparezcan por escrito y creo que al final no habrá problemas en eso", auguró. Además, la parlamentaria popular consideró que las negociaciones que están manteniendo PSE y PP "no son sólo cuestión de la investidura", ya que "luego aquí hay que formar gobierno y hay que gobernar", por lo que abogó por un Ejecutivo vasco "sólido y duradero". "Y para eso queremos lograr unos compromisos en algunos puntos esenciales -añadió-, y que esos compromisos aparezcan por escrito, para que se sepa qué estamos haciendo y para tomar medidas especiales y presentar un plan especial para hacer frente a la crisis". Así, Garrido subrayó que se deben dar "algunos cambios en muchos temas concretos, y citó como ejemplo "el cambio de la política que se ha llevado en los medios de comunicación públicos". De esta manera, criticó "la aparición en muchas ocasiones del brazo político del terrorismo", algo que, en su opinión, "no se puede permitir en una democracia". EDUCACIÓN Y EUSKERA Por otro lado, entre los cambios que pretende lograr el PP, la parlamentaria popular abogó por "mejorar" el sistema educativo y, "especialmente", garantizar que cada padre pueda elegir la lengua educativa que prefiera para sus hijos. Garrido recordó que en la Comunidad Autónoma Vasca existen dos lenguas oficiales y que lo el PP pide es "que no existan imposiciones, sino que haya libertad para que cada padre pueda elegir el idioma que quiera para sus hijos, y en eso queremos lograr un acuerdo con el PSE". Asimismo, consideró que, con la política lingüística puesta en marcha por el actual Gobierno vasco, en muchos ámbitos distintos el euskera se valora "demasiado" comparado con otros méritos como pueden ser la experiencia o la formación. "Pensamos que se debe garantizar la igualdad de todos y que, si el euskera se valora demasiado comparado con otros méritos, esa igualdad no queda garantizada. Pensamos que el euskera debe ser valorado, pero valorado en su medida, y no por encima de la formación y de la experiencia", explicó. MESA DEL PARLAMENTO Por otro lado, Laura Garrido indicó que "sería conveniente" que PP y PSE tuvieran mayoría en la nueva Mesa del Parlamento vasco porque, según dijo, "si se quiere formar un gobierno sólido y estable, se supone que en la Mesa tienen que tener mayoría entre el PP y el PSE". "Creo que está claro que la composición de la Mesa es cuestión de negociación. Es verdad que en cualquier parlamento la mesa debe reflejar su pluralidad, pero también es conveniente que la mesa refleje la mayoría del parlamento. Así se hace cuando se forman todos los parlamentos y espero que así se haga en la Mesa que se forme en el Parlamento vasco", señaló. Por último, la parlamentaria popular afirmó no saber "nada" sobre que el PNV haya ofrecido al PP la posibilidad de alcanzar un acuerdo de gobierno, y dijo con ironía que "parece que ahora muchos nos quieren".