López pide el voto de los "nacionalistas sensatos" no conformes con Ibarretxe

  • Bilbao, 13 feb (EFE).- El secretario general del PSE-EE y candidato a lehendakari, Patxi López, ha pedido el voto de los "nacionalistas sensatos" que "no están conformes con la deriva radical" de Ibarretxe y que quieren "construir una Euskadi sin exclusiones" y "desde el diálogo y el acuerdo".

López pide el voto de los "nacionalistas sensatos" no conformes con Ibarretxe

López pide el voto de los "nacionalistas sensatos" no conformes con Ibarretxe

Bilbao, 13 feb (EFE).- El secretario general del PSE-EE y candidato a lehendakari, Patxi López, ha pedido el voto de los "nacionalistas sensatos" que "no están conformes con la deriva radical" de Ibarretxe y que quieren "construir una Euskadi sin exclusiones" y "desde el diálogo y el acuerdo".

Patxi López ha participado esta noche en Portugalete (Vizcaya), su localidad natal, en el acto político de apertura de la campaña electoral de cara a los comicios autonómicos del 1 de marzo, al que también ha acudido la secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín.

López ha manifestado que el PSE va a hacer una campaña electoral "diferente" para demostrar que "va a gobernar también de forma diferente".

Ha asegurado que su formación ha escogido "la esperanza por encima del miedo y el interés común por encima del conflicto y la discordia", porque Euskadi "se puede gobernar de otra manera, desde el diálogo y el acuerdo", ha dicho.

El candidato socialista a lehendakari ha manifestado que quiere "abrir Ajuria Enea para entenderse con todos y pactar con diferentes" y ha destacado que "el cambio" que proclama es "volver a la Euskadi auténtica, a la del acuerdo".

"El cambio es entenderse y pactar para resolver los problemas: desde la crisis, al fomento del euskera; y desde la educación, a la sanidad", ha enfatizado.

Así, ha dicho que el Estatuto de Gernika o el Concierto Económico, que "nacieron del pacto", se encuentran "fuertes y dispuestos a seguir dando buenos frutos si somos capaces de renovarlos por consenso".

Además, ha asegurado que el PSE quiere gobernar para ir "al encuentro" de los ciudadanos, porque "encerrados en un despacho y hablando sólo con quienes te dan la razón, acaban saliendo Lizarras, planes y consultas que dividen al país y enfrentan a unos vascos con otros".

López ha criticado a Juan José Ibarretxe por querer "imponer en lugar de acordar", por dedicarse "a sus obsesiones particulares" sin "atender al interés general" y por "crear problemas en lugar de resolverlos".

Según ha opinado, "esto es lo que ha hecho Ibarretxe" durante sus mandatos y "lo que volverá a hacer, con su coalición para la independencia, si vuelve a ganar".

Por ello, el líder del PSE ha pedido el voto de los "nacionalistas sensatos" que "no están conformes con la deriva radical" de Ibarretxe y que quieren "construir una Euskadi sin exclusiones".

Asimismo, ha pedido el voto de los "progresistas"; de quienes "se sienten estafados" con Javier Madrazo porque "han comprobado que votarle es lo mismo que votar a Ibarretxe"; de los seguidores del PP que quieren "un futuro de estabilidad y están hartos de crispación"; y de los jóvenes que votan por primera vez.

López también ha requerido el apoyo para su partido de los que creen que "hay que cambiar la forma de gobernar este país", apuestan por "el diálogo y la convivencia política", aspiran a tener un autogobierno al servicio de la ciudadanía y exigen al Gobierno "honradez, eficacia y transparencia".

El candidato del PSE ha considerado que "hoy empieza el viaje de Portugalete a Vitoria", y ha remarcado: "hay que llenar las urnas de esperanza".

En su segunda candidatura a lehendakari, López quiere mantener la línea ascendente que su partido ha seguido bajo su mandato: en las autonómicas de 2005 el PSE logró su mayor número de votos, aunque no de escaños, en unas elecciones al Parlamento vasco; y en las generales del 2008 su partido sumó casi 24.000 votos más que los tres integrantes del tripartito vasco (PNV, EB y EA).