López promete el cargo como lehendakari ante el Árbol de Gernika

GERNIKA (VIZCAYA), 7 May. (EUROPA PRESS)

El lehendakari, Patxi López, prometió hoy su cargo en la Casa de Juntas de Gernika como presidente del Gobierno vasco sobre un ejemplar del Estatuto de Autonomía y utilizando la fórmula: "De pie, en tierra vasca bajo el árbol de Gernika, ante vosotros representantes de la ciudadanía vasca, en recuerdo de los antepasados, prometo desde el respeto a la Ley, desempeñar fielmente mi cargo de lehendakari".

El acto no incluyó ningún tipo de simbología religiosa y, por ello, López no prometió su cargo sobre una Biblia, sino sobre el Estatuto de Autonomía.

En la fórmula de promesa, en la que se omite la expresión "ante Dios humillado", utilizada por los anteriores lehendakaris, el nuevo presidente del Gobierno vasco sí aludió al "cumplimiento de la legalidad y su intención de cumplir "fielmente" como Lehendakari.

El método difiere en algunos puntos del utilizado por Juan José Ibarretxe cuando accedió a la Lehendakaritza, que, sobre una primera edición de la Biblia en euskera, pronunció su juramento "Ante Dios humillado, en pie sobre tierra vasca, en recuerdo de los antepasados, bajo el Arbol de Gernika, ante vosotros, representantes del pueblo, juro desempezar fielmente mi cargo".

Posteriormente, en lugar que ofrecer un discurso, leyó un poema en euskera de Kirmen Uribe titulado "Maiatzan' y otro en castellano título "Nada es dos veces" de Wislawa Szymboreka, que decía: "Nada sucede dos veces y es lo que determina que nazcamos sin destreza y muramos sin rutina. Ningún día se repite, ni dos noches son iguales, ni dos besos parecidos, ni dos citas similares. Entre sonrisas y abrazos verás que la paz se fragua, aunque seamos distintos como son dos gotas de agua".

El nuevo lehendakari, Juan José Ibarretxe, recibió, nada más prometer su cargo la felicitación de los invitados al acto, al mismo tiempo que Juan José Ibarretxe se despedía, también con sonrisas, de los congregados.

El exterior del Parlamento foral vizcaíno, hoy habilitado como Cámara vasca para acoger el acto de asunción de López como nuevo mandatario del Ejecutivo autónomo, se llenó numerosas personas que siguieron de cerca la toma de posesión de Patxi López.

Tras el tradicional Agur Jauna y la interpretación del himno de la Comunidad autónoma por parte de la banda de música de la Ertzaintza, los congregados se distribuyeron por el recinto, lleno a rebosar.

Patxi López recibió, entre sonrisas, las felicitaciones de los presentes, de forma especial las de sus compañeros de partido. Destacó, entre otros, el efusivo abrazo con el que se fundió con el presidente de los socialistas vascos, Jesús Egiguren, o los saludos con el diputado e histórico dirigente vasco Txiki Benegas, el del dirigente del PSE-EE Mikel Torres o el del candidato a las elecciones europeas, Ramón Jáuregui.

Mientras, Ibarretxe, que mantuvo en todo momento un semblante relajado y cordial, se despidió de sus consejeros y diferentes cargos institucionales, así como de otros numerosos invitados. El ex lehendakari no dejó de intercambiar unas palabras con los ertzainas presentes en la Casa de Juntas.