Los partidos dominicanos rechazan la pretensión de varios congresistas de extender el mandato

  • Santo Domingo, 13 feb (EFE).- Las principales fuerzas políticas de República Dominicana coincidieron hoy en rechazar las pretensiones hechas públicas por varios legisladores de extender el mandato para el que fueron elegidos de los cuatro años actuales hasta seis.

Santo Domingo, 13 feb (EFE).- Las principales fuerzas políticas de República Dominicana coincidieron hoy en rechazar las pretensiones hechas públicas por varios legisladores de extender el mandato para el que fueron elegidos de los cuatro años actuales hasta seis.

El oficialista Partido de la Liberación Dominicana (PLD) amenazó con la expulsión de aquellos congresistas que se adhieran al movimiento a favor de ampliar del período legislativo.

"Confiamos en que ningún miembro del PLD se atreva a levantar la mano en un eventual conocimiento de un proyecto como ese, porque sería expulsado de inmediato de nuestra organización", declaró a la prensa local el portavoz de los diputados oficialistas, Domingo Páez.

Mientras, Ramón Alburquerque, presidente del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), el principal de la oposición, recordó a sus legisladores que esa formación será "drástica" contra cualquiera de ellos que violente una resolución del organismo contraria a esas pretensiones.

"Esa intención (de extender el período congresual) lesiona gravemente la democracia dominicana y coloca al país en una situación muy difícil ante los organismos internacionales, vigilantes de las democracias del mundo", afirmó el político a través de un comunicado.

Asimismo, el también opositor Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), rechazó la "trama" de los congresistas, que calificó de "golpe de Estado" legislativo.

Un grupo de legisladores, entre los que se cuentan miembros de esas tres fuerzas políticas, ha expresado su intención de someter un proyecto ante el Congreso Nacional (bicameral) con el propósito de añadir dos años al período ordinario que vence en 2010, para que así coincida con las elecciones generales que se celebrarán en 2012.

Los promotores de la iniciativa fundamentan su propuesta en que así se unificarían los comicios legislativos y municipales con los generales.

Sin embargo, y aunque muchos sectores de la sociedad dominicana han reclamado la unificación de las elecciones, el planteamiento prácticamente consensuado es que los congresistas y autoridades municipales que sean electas en 2010 lo sean para solamente dos años.

De esta manera, en 2012 se volverían a celebrar elecciones legislativas y municipales junto a las presidenciales, todas ellas para un periodo de cuatro años, como establece la vigente Constitución.