Montoro dice que eliminar la desgravación por viviendas es una improvisación inadmisible

  • Zaragoza, 15 may (EFE).- El coordinador de Economía del PP, Cristóbal Montoro, ha calificado hoy de "improvisación inadmisible e intolerable" el anuncio de la supresión, a partir de 2011, de las desgravaciones fiscales por la adquisición de viviendas, medida que perjudicará sobre todo a los jóvenes y a las clases medias.

Zaragoza, 15 may (EFE).- El coordinador de Economía del PP, Cristóbal Montoro, ha calificado hoy de "improvisación inadmisible e intolerable" el anuncio de la supresión, a partir de 2011, de las desgravaciones fiscales por la adquisición de viviendas, medida que perjudicará sobre todo a los jóvenes y a las clases medias.

Montoro ha participado hoy en un encuentro con empresarios en Zaragoza y momentos antes ha mostrado a los medios de comunicación su desacuerdo con esta medida, anunciada por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en el reciente debate sobre el estado de la nación.

Ante la "peor" crisis económica y de empleo que según Montoro ha vivido España, Zapatero, "más que conejos, se sacó de la chistera sorpresitas relativas a desgravación fiscal de la vivienda y en relación con el sector del automóvil, titulares que han durado 24 horas".

A juicio del diputado del PP en el Congreso de los Diputados, la supresión de la desgravación por la adquisición de vivienda "no es viable" sin que eso suponga "perjudicar a mucha gente", sobre todo jóvenes y la clase media.

La "improvisación" se demuestra en el hecho de que al día siguiente de que Zapatero anunciara esta medida, el portavoz socialista en el Congreso, José Antonio Alonso, precisó que "hay que revisar los límites cuantitativos de la medida".

El planteamiento es "absurdo" y un "disparate" para Montoro, quien se ha preguntado por la aplicación de la desgravación a alguien que cuando compra la vivienda gana 30.000 euros al año, por ejemplo, pero al poco tiempo gana 70.000.

En este sentido, ha recordado que la desgravación fiscal actual tiene una "limitación cuantitativa" que hace que las personas de más alta renta se beneficien de ella "poco o parcialmente", y por eso ha instado a "mejorar y ampliar la deducción" para favorecer especialmente a los más jóvenes.

Respecto a las ayudas directas para la compra de automóviles, Cristóbal Montoro las ha calificado de "viraje improvisado" y ha criticado duramente que se anunciara sin negociarlo con las autonomías, que al fin y al cabo deben aportar 500 euros por vehículo comprado.

Que varias Comunidades Autónomas estén "en pie de guerra contra la medida" demuestra que el Gobierno "no ha negociado", ha dicho Montoro, al tiempo que ha vaticinado que el hecho de que varias autonomías no se unan a la medida provocará una ruptura de la unidad de mercado.

Por eso ha mostrado su deseo de que el próximo martes, en la sesión plenaria del Congreso, los grupos parlamentarios puedan sacar adelante "una rectificación de la política económica del Gobierno" y evitar que, según dicen todos los pronósticos, la tasa de paro en España supere el 20 por ciento.

Montoro también se ha referido al reciente nombramiento de José Manuel Campa, doctor en Economía y experto en temas internacionales, como secretario de Estado de Economía en sustitución de David Vegara, y ha dicho que no iba a prejuzgarlo, pero ha vaticinado que sus ideas "no le van a durar dos mañanas" teniendo en cuenta el Gobierno en el que se inscribe.

"Lo digo por (el ministro de Industria) Miguel Sebastián, que en el Gobierno hace lo contrario de lo que pensaba y escribía cuando era un profesional de la economía".