Ninguno de los nuevos ministros aprueba, y sólo Chacón y De la Vega lo logran

  • Madrid, 7 may (EFE).- Ninguno de los nuevos ministros del Gabinete de José Luis Rodríguez Zapatero supera el aprobado en la puntuación que le dan los ciudadanos en el último barómetro del CIS, donde únicamente pasan de cinco la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, y la titular de Defensa, Carme Chacón.

Madrid, 7 may (EFE).- Ninguno de los nuevos ministros del Gabinete de José Luis Rodríguez Zapatero supera el aprobado en la puntuación que le dan los ciudadanos en el último barómetro del CIS, donde únicamente pasan de cinco la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, y la titular de Defensa, Carme Chacón.

La encuesta de abril fue elaborada entre el 14 y el 21 de abril, una semana después de que Zapatero remodelara su Ejecutivo, y revela que, a pesar de no conseguir "buenas notas", los nuevos ministros sí mejoran la puntuación de sus antecesores, con la única excepción de la ministra de Cultura, Ángeles González Sinde, que la empeora.

Según el muestreo, la responsable de Defensa, Carme Chacón, sigue siendo la más estimada por los ciudadanos, con una puntuación media de 5,06, inferior no obstante al 5,35 que obtuvo en el anterior barómetro de enero.

María Teresa Fernández de la Vega es la segunda mejor valorada, con 5,02 puntos -nota también menor que la conseguida en el barómetro de enero (5,08)- y a partir de aquí todos los demás suspenden, incluido el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, que antes se mantenía dentro de los aprobados y que ahora baja del cinco raspado a un 4,93 de media.

Llama la atención que la nueva vicepresidenta económica, Elena Salgado, que relevó a Pedro Solbes, no sólo mejora con un 4,51 a la nota de su antecesor (Solbes se fue del Gobierno con una puntuación de 3,84), sino que aumenta el 4,27 que ella misma poseía como anterior titular del Ministerio de Administraciones Públicas.

Ángeles González Sinde no sólo es la ministra peor considerada por los ciudadanos de todo el Gobierno, con 3,51 puntos, sino también la menos valorada de los nuevos miembros del Gabinete.

El anterior responsable de Cultura, César Antonio Molina, fue relevado cuando los ciudadanos le concedían una puntuación de 4,07.

La ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, entra en el Gobierno en buena posición, con el cuarto puesto tras Rubalcaba; si su predecesor, Bernat Soria, fue calificado con una media de 4,28, ella ha obtenido 4,59 puntos.

Manuel Chaves, como vicepresidente tercero y ministro de Política Territorial, se sitúa en el puesto sexto de la tabla (4,43 puntos) mientras que la séptima posición es para el ministro de Educación, Ángel Gabilondo, que se lleva 4,39 puntos mejorando así los 4,09 de su antecesora, Mercedes Cabrera.

Les siguen en la estadística el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, al que los españoles puntúan con un 4,33 y el ministro de Fomento, José Blanco, que con 4,31 de nota eleva en más de un punto el 3,3 de su predecesora, Magdalena Álvarez.

La responsable de Ciencia y Tecnología, Cristina Garmendia (4,15), la ministra de Medio Ambiente, Rural y Marino, Elena Espinosa (4,16), y el titular de Trabajo, Celestino Corbacho (4,08) pierden algunas décimas respecto a la anterior encuesta.

Sin embargo, el ministro de Justicia, Francisco Caamaño, evaluado por vez primera en un barómetro del CIS, obtiene 4,13 puntos, nota que supera la última de su antecesor, Mariano Fernández Bermejo, que tenía 3,61.

Ya por debajo de los cuatro puntos, los ciudadanos dejan a los ministros de Industria, Miguel Sebastián (3,94 de media); Igualdad, Bibiana Aído (3,82); Vivienda, Beatriz Corredor (3,62) y, en último término, González Sinde, con 3,51 puntos.