Otegi cree que, tras el último proceso, "todas las piezas del puzzle están encima de la mesa" y "queda ordenarlas"

Dice que habrá "sin duda" un proceso que "alcance un acuerdo político", aunque no ve "muy dispuesto" al Ejecutivo en este momento

BILBAO, 14 (EUROPA PRESS)

El dirigente de la izquierda abertzale Arnaldo Otegi afirmó hoy que, tras el último proceso de paz, "todas las piezas del puzzle están puestas encima de la mesa, y lo único que queda es ordenarlas". En este sentido, consideró que "este país conocerá, sin duda, un proceso que al final alcance un acuerdo político", si bien dijo no ver "muy dispuesto" al Ejecutivo central y apuntó que el PSE está conformando "un gobierno antidemocrático".

En una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, señaló, preguntado sobre la incidencia del futuro Ejecutivo vasco en un posible proceso de paz, que "difícilmente un gobierno que nace de unas elecciones antidemocráticas puede liderar un cambio estructural", si bien consideró que "el cambio de gobierno no es el elemento esencial" y por tanto "no estamos más lejos ni más cerca".

Otegi señaló que, "en el anterior proceso, avanzamos mucho" ya que a su entender "todas las piezas del puzzle están puestas encima de la mesa, y lo único que queda es ordenar las piezas". En este sentido, dijo estar "absolutamente convencido de que el ejercicio de ordenamiento de las piezas tarde o temprano, y más temprano que tarde, será una de las tareas que se abordará en el futuro político de este país".

Por su parte, la izquierda abertzale está, según aseguró, "siempre dispuesta al diálogo político y la negociación". No obstante, señaló que, en este momento, el PSE, que "podría ser un agente eficaz e importante en la contribución del ordenamiento de esas piezas", está conformando "un gobierno antidemocrático de la mano del PP, que tiene como objetivo prioritario que no se vuelva a producir un proceso de esas características".

Por ello, reconoció que "la cosa va a ser bastante difícil", teniendo en cuenta además que "se anuncian medidas que agreden en lo más profundo los símbolos y las identidades de un sector que sigue siendo mayoritario en este país" y de "agresión y represión contra la izquierda abertzale".

En cualquier caso, señaló que, "pase lo que pase, este país sigue teniendo pendiente un tema: cómo resolvemos el conflicto en términos democráticos". "Y este país conocerá sin duda un proceso que al final alcance un acuerdo político, como en su día se dio en Irlanda", añadió Otegi, que sin embargo dijo no ver "muy dispuesto" al Gobierno central, que "tiene problemas importantes" como la crisis económica o la falta de apoyos parlamentarios.

No obstante, opinó que "en el Estado, en el PSOE, incluso en el PP, todo el mundo sabe que hay un tema de conflicto político pendiente con respecto al pueblo vasco" y "todo el mundo es consciente de que eso se resuelve en una mesa de negociación". "No pienso que nadie piense en el Estado español que hay solución militar al problema vasco, que hay derrota policial y militar de ETA, que se puede mantener a país amordazado", aseguró.

De este modo, insistió en que "todo el mundo es muy consciente de que esto se resolverá en una mesa de negociación", aunque "antes de eso se van a jugar a otro tipo de estrategias".

"ESTRATEGIA INEFICAZ"

Respecto a la participación en Aberri Eguna de distintas fuerzas abertzales, esperó que se produzcan "fotos en esa dirección" en el futuro, pero no "en términos de frente ni contra nadie", sino para abordar "la necesidad de hacer una oferta en términos estratégicos a nuestro pueblo".

Otegi, que reconoció que la izquierda abertzale "también ha cometido errores" y es por tanto "corresponsable de los fracasos en los intentos de buscar una solución democrática al conflicto", insistió en que "el tema de la confrontación armada se tiene que resolver en una dinámica de proceso negociador" y en que "reivindicar permanentemente la lucha armada o hacer apelaciones a ETA" constituye "una estrategia que se ha demostrado ineficaz absolutamente".

En este sentido, recordó que "los breves periodos en los que ha sido posible que ETA se sumara a iniciativas de paz ha sido posible porque hemos sabido construir dinámicas y escenarios que permitían un diálogo", aunque "después han fracasado".

En esta línea, consideró que es preciso intentar "generar las condiciones que permitan un proceso dialogado que nos lleve al final a un escenario de acuerdo democrático resolutivo". Según advirtió, "cualquier otra receta es mantenerse en la inercia del pasado", por lo que "eso es lo que tiene que hacer la izquierda abertzale, no en solitario, sino con otros agentes sociales y políticos".

De este modo, indicó, ante las peticiones de desmarque de ETA para impulsar la unidad de acción de fuerzas abertzales, que "estamos siempre con el mismo debate", que es "la pescadilla que se muerde la cola", y añadió que esta unidad de acción exige "unas determinadas condiciones", pero advirtió de que "se antepone esa condición y parece ser que si se diera los problemas estarían solucionados" y sin embargo "nunca hemos sido capaces de acordar una estrategia común". "Todo el mundo pone esa condición pero nadie dice que va a hacer al día siguiente", apuntó.

El dirigente abertzale explicó que la ronda de contactos prevista con distintos agentes se pretende realizar con "absoluta prudencia y discreción", teniendo en cuenta que se han generado en el pasado "grandes escenarios de ilusión" que "han acabado en grandes escenarios de frustración". Por ello, señaló que no les gustaría "encallar en el mismo sitio". Según indicó, se está hablando con "diferentes sectores" no para "proponer una cosa en concreto", sino para abordar "un intercambio de análisis".

"EL FENÓMENO ARALAR"

Por otra parte, preguntado por las cartas de presos de ETA hechas públicas, señaló que conocer su opinión política es "importante", si bien destacó que "normalmente ese tipo de filtraciones se dan en contextos muy determinados" y precisó que "la manipulación suele hacer acto de presencia en estas noticias".

En su opinión, "hay que saber distinguir entre la opinión política de los presos que es absolutamente respetable y las campañas que se orquestan desde el Ministerio del Interior para intentar dar una imagen distorsionada de lo que es el colectivo".

Finalmente, se refirió a los resultados de los últimos comicios autonómicos, censurando el "un intento permanente de inflar los datos de Aralar" para hacer ver que "su dinámica es imparable". Tras asegurar que no están "nerviosos por el fenómeno Aralar", apuntó que "el día que la izquierda abertzale pueda presentarse en igualdad de condiciones a las elecciones, quedará otra vez nítido dónde se articula esa mayoría social de izquierdas y abertzale".