Pastor acusa a Bilbao y al PNV de "torpedear" al Gobierno vasco y les augura el "fracaso más absoluto"

Recuerda a Ibarretxe que fueron el Gobierno de España y el PSOE quienes lograron el blindaje del Concierto en Europa

BILBAO, 29 (EUROPA PRESS)

El portavoz parlamentario del PSE-EE, José Antonio Pastor, auguró hoy "el fracaso más absoluto" al diputado general de Bizkaia, José Luis Bilbao, "y a quienes le apoyan en el PNV", si "torpedean" las actuaciones del Gobierno vasco. Además, recordó al ex lehendakari, Juan José Ibarretxe, que fueron el Gobierno de España y el PSOE quienes lograron el blindaje del Concierto en las instituciones europeas.

De esta forma, el dirigente socialista se refirió, a las declaraciones de Bilbao en las que acusó al Ejecutivo de López de "inacción" ante la crisis económica, y a las manifestaciones de Juan José Ibarretxe, que esta mañana afirmó que "no puede ser que quien represente a este pueblo, no tenga ningún interés" en defender el Concierto económico o la nación vasca.

En una rueda de prensa celebrada en Bilbao, en la que compareció con los también dirigentes del PSE-EE Rodolfo Ares y Alfonso Gil, Pastor consideró que los responsables del PNV están empezando "a dar los primeros pasos" en la estrategia de "querer gobernar el país desde donde sea".

El representante del PSE-EE manifestó que las declaraciones de "lealtad institucional" al nuevo Ejecutivo vasco que, "en su día", realizó el diputado general de Bizkaia "han dado paso en poco tiempo a una campaña de acoso y derribo, de manipulación y de desprecio" por parte de Bilbao hacia el Gobierno de López. "No es una buena noticia porque deja claro que el PNV va a necesitar mucho más tiempo que el deseable para digerir la pérdida de poder", señaló.

A su juicio, la actitud de Bilbao responde a "la forma tradicional" de comportamiento del PNV que "confunde entre el país y el partido" y utiliza "descaradamente el victimismo y la deslealtad con cualquier institución que no dirijan".

En concreto, se refirió a algunas declaraciones realizadas por Bilbao en torno a cuestiones como el de la fiscalidad vasca y señaló que el "peligro" que existía sobre el Concierto en Europa se salvó porque "el abogado del Estado español, actuando en nombre del Gobierno de España, hizo en Europa una defensa firme y extraordinarimente brillante del Concierto".

Pastor, que denunció que, en aquel momento, el PNV quiso "arrogarse la defensa en solitario" del Concierto, recordó que, con el objetivo de blindar el Concierto, el Parlamento vasco, con el apoyo de todos los grupos, acordó en su día plantear la modificación de la Ley del Tribunal Constitucional y la Ley del Poder Judicial.

El dirigente socialista señaló que esta proposición se planteará, de nuevo, en esta legislatura y "será apoyada nuevamente" por su partido". "El compromiso de todos los grupos con nuestro sistema fiscal se hizo evidente entonces y se volverá a hacer evidente en breve", indicó.

Pastor denunció que el PNV se adelantó a presentar "en solitario" una proposición no de ley en las Cortes, "ignorando el acuerdo unánime del Parlamento vasco" y sin hablar con ninguno de los grupos que habían apoyado la iniciativa en la Cámara vasca. El resultado, según recordó, fue el rechazo a "aquella iniciativa particular y partidista del PNV".

En este sentido, manifestó que espera que esta actitud del PNV "no vuelva a repetirse" y mostró su duda sobre si lo que le interesa más es defender el Concierto "o recrearse en su propia imagen" como único defensor de los intereses de Euskadi, aún a costa de poner en peligro esos mismos intereses de todos los vascos". PASTGUREN

José Antonio Pastor también aludió a las palabras de Bilbao, en las que afirmó que concedían un aval a la Pastguren ante la "inacción" del Gobierno vasco, y aseguró que los ciudadanos de Encartaciones, donde se ubica la papelera, se acordarán "muy bien" de que, cuando se produjo el cierre de la empresa Reckitt, el anterior lehendakari, Juan José Ibarretxe, "prometió diez puestos de trabajo por cada uno que perdiese". "Ni un puesto de trabajo en las Encartaciones desde entonces, ni uno solo, todo lo contrario, más problemas", aseveró.

En este sentido, manifestó que, "con estos antecedentes tan brillantes", el diputado general de Bizkaia "quiere hacer creer que la culpa de todo la tiene el Gobierno de Patxi López, que las dificultades de la empresa de Pastguren debieron nacer hace quince días, justo cuando se conformaba el nuevo Gobierno vasco".

Según apuntó, esas dificultades "se arrastraban desde hace años", pero sin que se tomara "ni una sola medida" por parte del anterior Ejecutivo "para salvar la papelera".

Ante las críticas de "inacción" del nuevo Gobierno, recordó que, desde su constitución, éste ha impulsado el diálogo social, ha definido "con transparencia" la "auténtica" situación de la economía, y ha encontrado tiempo "en 15 días para elevar sustancialmente las ayudas a las personas y familias más necesitadas".

LA POSTURA DE SINDICATOS NACIONALISTAS

Pastor indicó que parece que el PNV se suma ahora, "por boca del diputado general", a la "misma estrategia que las centrales sindicales nacionalistas que han querido hacer una huelga contra el anterior Gobierno, pero que han esperado a la Constitución del nuevo para llevarla a cabo".

"Una estrategia absurda que les ha llevado a esos sindicatos al más absoluto fracaso el día 21 y que llevará también al fracaso al señor Bilbao y a quienes le apoyen en el PNV porque la gente no es tonta y todavía se acuerda de que el PNV ha estado gobernando muchos años este país", señaló.

En su opinión, de esta manera, la legislatura empieza con "un poco de todo", incluidas "pequeñas rabietas y declaraciones poco responsables". No obstante, se mostró convencido de que el Gobierno de López podrá trabajar "desde el entendimiento y el respeto" con todas las instituciones vascas y que el diálogo "va a ser el camino en el que, al final, todos nos encontremos".

Para el dirigente del PSE-EE, "no parece que las declaraciones del señor Bilbao sean espontáneas y exclusivamente personales", sino que responden a una estrategia "política" que anunció Urkullu, y "repitió Ortuzar hace unos días" de gobernar "como PNV desde las instituciones estén donde estén, independientemente de lo que haga el Gobierno vasco".

"Esto es parte de una cierta estrategia de acoso y derribo al Gobierno vasco, de no permitirle ni aire como dijo el señor Urkulu", aseguró Pastor, quien añadió que no quieren reconocer "la legitimidad de un Gobierno legalmente constituido" y tratan de "obstaculizar y torpedear" las actuaciones del Ejecutivo.

Preguntado por si la postura del diputado general de Bizkaia podría dificultar el apoyo del PSE a los presupuestos vizcaínos, afirmó que los socialistas mantendrán los compromisos que firmaron porque son "leales". "En cualquier caso, la responsabilidad de si se enturbia o no el clima político entre el PNV y el PSE corresponderá, en todo caso, a quien tiene, en estos momentos, la responsabilidad de gobernar la Diputación", agregó.

Por otra parte, ante las palabras del lehendakari, Juan José Ibarretxe, quien afirmó hoy que "no puede ser que quien represente a este pueblo, no tenga ningún interés" en defender el Concierto económica o la nación vasca, Pastor insistió en que fue el Gobierno de España y el PSOE los que consiguieron que el Concierto quedase "blindado" en las instituciones europeas.

"No se entiende mucho esta actuación con las declaraciones de Ibarretxe, al que quiero recordarle que los socialistas hemos sido parte importante y decisiva en la aprobación de esa iniciativa legislativa que se va a volver a reiterar en el Parlamento vasco. Hay que ser un poco más serio y más rigurosos cuando se hacen unas críticas porque no creo que le haya dado nadie el label de calidad a Ibarretxe o al PNV para decidir quien sabe y quien no sabe del Concierto", aseguró.