Pastor advierte que "cualquier cambio" en las instituciones debe "hacerse desde el diálogo y el acuerdo" o "no se hará"

Cree que "la moderación empieza a asomar" en el PNV, al que censura que "parece estar dispuesto a alcanzar todo tipo de acuerdos" con PP

BILBAO, 20 (EUROPA PRESS)

El portavoz parlamentario del PSE-EE, José Antonio Pastor, insistió hoy en que "cualquier cambio" en las instituciones debe "hacerse exclusivamente desde el diálogo y el acuerdo" o, de lo contrario, "no se hará" y apuntó que "habrá que testar el comportamiento real" de las diputaciones antes de analizar una posible moción de censura en la Diputación de Álava.

El dirigente socialista ofreció una rueda de prensa en Bilbao para valorar los primeros días de trabajo del nuevo Gobierno vasco en la que, preguntado por la situación de la Diputación alavesa, reiteró que "una moción de censura no se puede presentar en el vacío y de forma unilateral", ya que "cualquier cambio" en las instituciones vascas deber "hacerse exclusivamente desde el acuerdo, el entendimiento y el diálogo, o no se hará".

Asimismo, insistió en que el acuerdo alcanzado entre PSE y PP para la investidura de Patxi López "tiene el alcace que tiene: el del gobierno vasco, el de las bases democráticas para el cambio", de manera que "todo lo demás andando el tiempo se verá, si hay o no necesidad y posibilidades de hacer ese acuerdo".

Según indicó, "desde luego, habrá que testar también el comportamiento real de las Diputaciones" en relación a su "actitud de colobación o no" con el Gobierno vasco. En este sentido, señaló que desde esta formación se han escuchado "declaraciones contradictorias" tanto de "leal colaboración" como de "gobernar desde las instituciones al margen del Gobierno vasco".

"De todo ha habido. Hay que saber cuál de esas afirmaciones contradictorias es la que finalmente impera. Si se impone la realidad lógica de colaboración entre las diferentes instituciones o si se pretenden utilizar como ariete político", apuntó el dirigente socialista, que preguntado sobre si un posible acuerdo sobre la Diputación alavesa podría incluir al Ayuntamiento de Getxo indicó que "no está previsto".

Por otra parte, destacó que el lehendakari, Patxi López, y el vicepresidente tercero del Gobierno, Manuel Chaves, se reunirán mañana para abordar las transferencias pendientes, entre ellas las de las políticas activas de empleo que "se convertirán en instrumento fundamental para luchar contra el desempleo".

Pastor explicó que las conversaciones se inician mañana en "un clima de cordialidad y entendimiento" por parte de ambos ejecutivos y confió que "a la mayor brevedad posible se despejen todos los obstáculos" y "el camino culmine de forma satisfactoria para ambas partes". Por su parte, se mostró convencido de que "va a culminar con éxito" la transferencia de las políticas activas de empleo, "desde luego sin deterioro alguno de la capacidad de autogobierno del País Vasco y del propio Estatuto de autonomía".

COLABORACIÓN DE TODOS

El dirigente socialista destacó que, tras "amainar la tormenta postelectoral que organizó" el PNV, "la realidad ha demostrado que la transición al nuevo gobierno se ha realizado de manera tranquila, ordenada y razonable". "La ciudadanía ha tomado como totalmente normal lo que es totalmente normal", insistió, destacando que "nadie en Euskadi tiene el monopolio del poder ni de la vasquidad".

En esta línea, se felicitó de que "la moderación empieza a asomar en el mundo del nacionalismo", que comienza a "atemperar" sus discursos "incendiarios" ya que, en un momento político de "enorme importancia", las "dificultades" que provoca la crisis "sólo las vamos a poder superar con la colaboración de todos, también del PNV".

Asimismo, señaló la "cercanía" que mantienen los jeltzales con el PP en el Congreso de los Diputados. Según recordó, "aún resuenan en la Cámara vasca los reproches que el PNV hizo al lehendakari por serlo -decían- no gracias a los votos populares sino al de 'esos señores'" del PP que ahora "se han convertido en un partido con el que el PNV parece estar dispuesto a alcanzar todo tipo de acuerdos".

En este sentido, afirmó que le "asombra" la "inmediatez" con la que los dirigentes jeltzales "pasan de la descalificación absoluta a las propuestas de leal colaboración" y añadió que, aunque "resulta una demostración de cintura política casi circense, es muy buena noticia que el nacionalismo vuelva a situarse en la escena política con normalidad".

HUELGA POLÍTICA

Por otra parte, destacó que "en sólo dos semanas" se han iniciado los contactos para "lograr un gran pacto social" para afrontar las consecuencias de la crisis, lo que evidencia "un cambio de prioridades" con "menos identidad y más realidad".

En este sentido, aseguró que el Ejecutivo vasco mantiene "la mano tendida" hacia los sindicatos a pesar de la convocatoria de huelga "estrambótica y de carácter político" de los sindicatos nacionalistas.

Tras reiterar que su partido respeta el derecho de huelga pero defiende "con intensidad" el derecho al trabajo de quienes no la secunden, advirtió a los convocantes de que los ciudadanos vascos "no reclaman algaradas ni conflictos", sino que exigen "responsabilidad, trabajo y altura de miras para que todos juntos arrimemos el hombro" con el objetivo de "salir cuanto antes de la crisis".

De este modo, aseguró que la crisis es "la primera preocupación y ocupación" del Gobierno, que inicia su trabajo "en un momento económico muy complicado" y tendrá que tomar "medidas excepcionales" para corregir "los déficits más graves".

En este contexto, instó a no esperar "ni disimulos ni componendas" porque, aunque los socialistas "no venimos al gobierno ni a pasar facturas ni a jugar al revanchismo", tampoco van a "engañar a los ciudadanos sobre la verdadera situación de Euskadi" y lamentó que el anterior ejecutivo "nos había querido hacer creer" que "no daría la recesión del resto de España" con afirmaciones que "tenían mucho de electoralismo".