Pastor dice que no quieren "revanchas ni cortar cabezas", sino mejorar lo que ha hecho "muy mal" Ibarretxe

BILBAO, 6 (EUROPA PRESS)

El portavoz parlamentario de los socialistas vascos, José Antonio Pastor, afirmó hoy que su partido no accede al Gobierno Vaco con ánimo de "pasar facturas, ni hacer revanchas ni a cortar cabezas de nadie", sino que actuarán aprovechando "lo mucho de bueno" que tiene la autonomía y con el ánimo de mejorar "muchas cosas" que, entienden los socialistas, se han hecho "muy mal" por parte de los gobiernos de Ibarretxe.

En declaraciones a Europa Press Televisión, el dirigente socialista vasco resaltó que su formación conservará "lo que de bueno haya, que lo hay", en la administración pública vasca y, según sus palabras, no pasará mucho tiempo hasta que los ciudadanos comprueben que "no sólo no pasa nada porque gobierne un socialista en Ajuria Enea, sino que Euskadi se empieza a gobernar bastante mejor que en los últimos años".

Pastor declaró que el PSE afronta "con mucha ilusión" el periodo que se abre, que tildó de "apasionante, complicado y difícil" con la actual crisis económica. "Se abre una nueva etapa apasionante y un nuevo tiempo, y un futuro apasionante que está por escribir, y en estos momentos tenemos los mejores mimbres; y desde luego que vamos a responder a las expectativas que la sociedad vasca tiene sobre este Gobierno", resaltó.

El dirigente socialista vasco se mostró convencido de que la gente no está "ni preocupada ni angustiada" por la llegada de un socialista al Gobierno, sino que su preocupación se centra en "la crisis, la falta de empleo, y la falta de liquidez en las empresas, pero no porque no gobierne el PNV".

"En cualquier caso, nosotros hemos dicho muchas veces que hay cosas buenas que ha hecho este Gobierno desde el punto de vista de la gestión que mantendremos, y ha hecho cosas malas que hay que corregir y mejorar, y que a eso nos vamos a dedicar. Nosotros no venimos aquí ni a pasar facturas ni a hacer revanchas, ni a cortar cabezas de nadie", sentenció.

Sobre las posibles actuaciones del próximo ejecutivo en contra del euskera, Pastor fue tajante y se preguntó : "¿cómo va a ir en contra del euskera un partido como el PSE, que fue el impulsor de la Ley de Escuela Pública Vasca cuando era consejero Fernando Buesa?, ¿cómo va a ir contra el euskera un partido que fue parte fundamental en la ley de normalización del uso del euskera?".

Pastor dijo que el PSE-EE es un partido que ha defendido siempre la promoción del uso del euskera y que lo que no quiere es que se use la lengua vasca "como un arma política, como un instrumento de confrontación y división".

"Y no sólo porque lo digamos los socialistas, sino que lo dicen también reputados expertos en materia lingüística. Para que el euskera pueda prosperar, para que se pueda impregnar en la sociedad, hace falta hacerlo con efectividad, consenso social y consenso político, y eso es lo que queremos hacer los socialistas y lo que vamos hacer", concluyó.