Piden un centro de memoria histórica en la cárcel de Carabanchel

  • Madrid, 13 may (EFE).- El poeta Marcos Ana, que estuvo recluido 23 años en cárceles franquistas, ha firmado hoy en un mural de recuerdo a todos los presos de la cárcel de Carabanchel como forma de reivindicar la creación de un centro de memoria histórica en los terrenos de la antigua prisión madrileña, "símbolo de la represión franquista".

Piden un centro de memoria histórica en la cárcel de Carabanchel

Piden un centro de memoria histórica en la cárcel de Carabanchel

Piden un centro de memoria histórica en la cárcel de Carabanchel

Piden un centro de memoria histórica en la cárcel de Carabanchel

Madrid, 13 may (EFE).- El poeta Marcos Ana, que estuvo recluido 23 años en cárceles franquistas, ha firmado hoy en un mural de recuerdo a todos los presos de la cárcel de Carabanchel como forma de reivindicar la creación de un centro de memoria histórica en los terrenos de la antigua prisión madrileña, "símbolo de la represión franquista".

En el acto de protesta, que ha tenido lugar en el solar de lo que fue la prisión, también ha participado el candidato de IU a las elecciones europeas del 7 de junio, Willy Meyer, que ha puesto su firma al poeta en el memorial de 29 metros de longitud donde figuran los nombres de otros 500 presos políticos.

Marcos Ana ha recordado que en otros países que pasaron por dictaduras, como Argentina, Chile o Uruguay, existen centros de esta índole, construidos sobre terrenos cedidos y financiados por el Gobierno.

"En Argentina, el edificio que sirvió de centro de torturas durante la dictadura militar es ahora un lugar de homenaje a los que cayeron", lo que da "fuerza e impulso" para continuar con la lucha, ha indicado Ana.

El poeta ha dedicado unos versos a los fusilados en esta cárcel, a los que ha dicho que "aunque los pies del tiempo pisen cien años la tierra que les cubre, nada ni nadie podrán apagar el fervor de su sangre fusilada".

El eurodiputado Willy Meyer ha lamentado la "insensibilidad" de la administración madrileña, que, ha señalado, no ha querido ceder los terrenos para rendir homenaje a las "miles de personas que dieron parte de su vida a la lucha por la libertad".

Meyer ha confesado no reconocerse como europeo ante esta situación, ya que, según ha dicho, en todos los países de la Unión Europea (UE) que fueron "víctimas del fascismo" hay un lugar donde rendir tributo a los "antifascistas".

"En pleno proceso de las elecciones europeas, tener asignaturas pendientes como ésta me parece insólito e inaceptable, porque sin Marcos Ana y sin la lucha por las libertades, la UE no existiría", ha manifestado Meyer.