PNV dice que es normal que a PSE y PP no les gustaran los mensajes del Aberri Eguna porque "la verdad suele escocer"

Ortuzar denuncia que el Gobierno vasco presidido por López "representa a la minoría del país"

BILBAO, 13 (EUROPA PRESS)

El presidente del BBB del PNV, Andoni Ortuzar, consideró "normal" que a socialistas y populares "no les gustaran" los mensajes lanzados ayer por los líderes jeltzales en la celebración del Aberri Eguna (Día de la Patria), dado que "la verdad suele escocer". Además, denunció que el futuro Gobierno vasco que presida Patxi López (PSE) "representa la minoría del país".

En una entrevista en RNE, recogida por Europa Press, Ortúzar contestó de esta forma a declaraciones como la realizada hoy por el portavoz parlamentario del PSE-EE, José Antonio Pastor, quien advirtió al PNV de que si mantiene un "discurso radical" que "destila rabia", como el realizado ayer en el Aberri Eguna, tendrá "oposición para muchos años". Además, el socialista aseguró que las acusaciones jeltzales al PSE sobre la "usurpación" del poder "no sólo no son democráticas, sino que, en cierto modo, justifican parte del discurso de ETA".

Para Ortuzar, los responsables del PSE "han faltado a su palabra" porque "dijeron que jamás iban a pactar con el PP y 48 horas después de las elecciones ya estaban negociando un pacto". "Una cosa es que no guste y otra que sea la verdad", agregó.

"Si alguien ha tenido un comportamiento intachablemente democrático, si alguien nunca ha confundido los planos de la acción política con otras cosas, hemos sido nosotros, el PNV. Por eso hemos sufrido también el ataque de ETA y de todo su entorno", advirtió.

En cuanto al supuesto "mal perder" que se le atribuye a la formación jeltzale, indicó que no lo puede tener porque no han perdido las elecciones y su salida del poder se debe a "una operación antinatural" que no responde a la sociología del electorado vasco.

"En el Gobierno vasco van a estar dos partidos que, a lo sumo, a lo sumo, representan el cuarentaitantos por ciento de la ciudadanía. El sesenta por ciento, el cincuenta y muchos por ciento vamos a estar fuera de ese gobierno", explicó. "El gobierno representa a la minoría del país", insistió.

Además, recordó que una opción política "no ha podido concurrir" lo que implica que las elecciones se han celebrado en "circunstancias suficientemente significativas y delicadas en un sistema democrático".

Según predijo, "de aquí a poco tiempo", Euskadi "puede estar abocado a tener un gobierno débil porque se quede simplemente" con los 25 parlamentarios del PSE o "a merced del PP que nos lleve a un gobierno frentista" en políticas lingüísticas, en medios de comunicación y en autogobierno.

Preguntado por los votos de EHAK que permitieron a Juan José Ibarretxe ser investido lehendakari, recordó que fue "un regalo envenenado" para "enfangar" al PNV. "No han sido votos que nosotros hemos pedido ni hemos trabajado", defendió, porque los jeltzales dialogaban con Aralar en aquellos momentos.

"No son comparables las dos circunstancias. Aquí el Partido Socialista ha ido directamente a buscar la negociación con el PP para formar gobierno. A nosotros nos lo dieron sin tan siquiera cruzar palabra con ellos", explicó.

ETA

Para Ortuzar, el comunicado de ETA publicado ayer es "una barbaridad" porque el próximo Gobierno vasco puede ser criticable, pero tiene "la legitimidad democrática, nos guste o no nos guste".

Según dijo, "caer en la amenaza, en la bravuconería" como hace la banda terrorista, demuestran que "ETA está en una huída hacia adelante, en la que cualquier cosa que suceda en nuestro país le molesta y cualquiera es su enemigo".

"Lo mismo que se meten con el próximo gobierno López, nos dan también a nosotros mucha caña y también a Aralar. No se libra nadie. Esta gente es ya el totalitarismo más absoluto", indicó.

Dirigiéndose a la "izquierda radical abertzale", advirtió de que "con esos mimbres es imposible caminar hacia un final dialogado de la violencia".

Por otro lado, insistió en que los dirigentes jeltzales creen que desde el PSE se está "hablando" con la izquierda abertzale ilegalizada y, "si se diera una posibilidad" de un nuevo proceso negociador, "lo volverían a intentar", algo que al PNV "no le parecería mal" porque "hay que intentarlo". "Lo que no sé es si eso es compatible con apoyarse luego en el PP para gobernar", señaló.

Por otro lado, sobre el futuro político y personal del lehendakari en funciones, Juan José Ibarretxe, dijo que probablemente lo tenga ya decidido y lo dé a conocer tras el debate de investidura.