PP confía en que el Gobierno vasco prime la experiencia y la formación sobre en euskera en futuras OPEs

BILBAO, 27 (EUROPA PRESS)

El Partido Popular confió hoy en que el Gobierno vasco prime la experiencia y la formación profesional sobre el euskera en las futuras OPES del Servicio Vasco de Salud, tal y como se recoge en el acuerdo suscrito entre PSE-EE y PP.

En este sentido, la parlamentaria Laura Garrido Knörr pidió al nuevo Ejecutivo autónomo que revise la valoración de la lengua vasca en las próximas convocatorias "para que deje de ser un elemento discriminatorio a la hora de lograr una plaza en Osakidetza".

En opinión de Garrido, la calidad en la prestación del servicio debe ser el objetivo fundamental de la sanidad pública vasca, "y eso sólo se consigue destinando recursos suficientes y ofreciendo los mejores profesionales".

La portavoz del PP en Sanidad criticó que, en las últimas legislaturas, el Gobierno del PNV ha convertido el euskera en un "elemento determinante" para lograr una plaza en Osakidetza, al "sobrevalorar" su peso en las oposiciones, por encima de otros "requisitos esenciales para el trabajo futuro que van a desarrollar esos aspirantes".

"Esta errónea política ha provocado que excelentes profesionales se tengan que marchar fuera por no acreditar el nivel lingüístico exigido, al tiempo que el euskera se ha convertido también en obstáculo para atraer a candidatos de otros lugares, a pesar del déficit de personal existente en la sanidad pública vasca", lamentó.

La parlamentaria popular mostró su confianza en que el nuevo Gobierno vasco revise la "excesiva puntuación" del euskera sobre otros méritos, como la experiencia y la formación profesional. "No puede ser que un licenciado en Medicina con euskera tenga el doble de puntuación que un licenciado con master y doctorado", insistió.

Garrido apostó por que la "nueva etapa que ahora comienza termine con las políticas que primaban las obsesiones nacionalistas sobre el sentido común y que han generado un gran empobrecimiento del servicio que presta Osakidetza". "Es el momento de trabajar para que la sanidad pública vasca recupere las posiciones de calidad y liderazgo que ha perdido en los últimos años", concluyó.