PP ofrece a López "lealtad" para la legislatura "de la libertad, de la convivencia y del acuerdo"

No renuncia a acordar con otros grupos de la Cámara medidas que contribuyan a impulsar la economía vasca, especialmente con PNV

VITORIA, 5 (EUROPA PRESS)

El presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, afirmó hoy que su partido votará a favor de la candidatura a lehendakari del socialista Patxi López, a quien garantizó la lealtad del Partido Popular, en esta legislatura que será "la de la libertad, de la convivencia y del acuerdo". "Nuestra obligación es estar a la altura de una ciudadanía vasca que quiere prosperar y vivir en libertad", destacó.

En su intervención en la Cámara vasca durante el pleno de designación del lehendakari en la IX Legislatura del Parlamento autonómico, Basagoiti manifestó que "esa misma lealtad" que ofreció a López, los populares la van a tener con su compromiso con todos los vascos de devolver a Euskadi "las libertades y los derechos individuales a los que tienen derecho".

El dirigente popular reconoció que el programa económico que aplicará Patxi López no es el que desarrollaría un lehendakari del Partido Popular, pero consideró "rigurosamente cierto" que el documento de bases que acordado por PP y PSE-EE recoge líneas de trabajo que van en "la buena dirección, como es el compromiso de austeridad, el recorte de gastos, la bajada de impuestos o planes concretos para sectores económicos estratégicos".

Más allá de ese compromiso suscrito con el Partido Socialista, Basagoiti anunció que el PP vasco no va a renunciar a acordar con otros grupos de la Cámara vasca medidas que contribuyan a impulsar la economía de Euskadi. "Especialmente, con el Partido Nacionalista Vasco, con el que hemos compartido políticas económicas exitosas. Este país necesita del esfuerzo y el trabajo de todos", precisó.

INCERTIDUMBRE

El compromiso del Partido Popular es, según dijo Basagoiti, colaborar con el nuevo lehendakari para crear las condiciones que "permitan abandonar la incertidumbre y la distorsión política que tanto daño han hecho a la empresa vasca en los últimos años".

En este sentido, reiteró el ofrecimiento al PSE-EE de colaboración, "a veces desde el acuerdo, a veces desde la leal y constructiva discrepancia en forma de propuesta", en una legislatura que "ha de ser necesariamente la legislatura de la convivencia, de la tranquilidad y de la pluralidad".

"Apostamos por una sociedad más libre, conformada por ciudadanos más libres, creemos en un país sin la amenaza, ni la tutela de terroristas, ansiamos un país donde los símbolos sean patrimonio de todos, queremos que la educación y la lengua se caractericen por la libertad, estamos con una Administración vasca donde el mérito profesional sea lo más valorado", resumió como bases programáticas del gobierno del cambio.

En esta línea, defendió un País Vasco "moderno, con nuevas infraestructuras y con industrias punteras, y capaz de recuperar a las personas que han emigrado por las imposiciones y la falta de libertad". "En definitiva, queremos una Euskadi en libertad, optimista, plural, solidaria, y referente en toda España. Queremos una Euskadi mejor", agregó.

Para ello, consideró que los vascos cuentan con "buenas herramientas" como son las leyes, el Estatuto y el Concierto Económico.

VENTAJAS

A pesar de las recetas diferentes que PP y PSE-EE puedan tener, el dirigente popular destacó que esta nueva mayoría política tiene ya "tres ventajas fundamentales" sobre el Gobierno anterior: "Luchar para acabar con ETA es dar tranquilidad a los inversores y trabajadores; centrarse en los problemas reales de Euskadi es destinar mucho tiempo y recursos a invertir y mejorar este país; y disponer de una mayoría parlamentaria estable permite tomar medidas de manera inmediata".

El compromiso del Partido Popular es colaborar con el nuevo Lehendakari para crear las condiciones que permitan abandonar la "incertidumbre y la distorsión política que tanto daño han hecho a la empresa vasca en los últimos años", resaltó Basagoiti, para recordar que las "Bases para el Cambio Democrático al Servicio de la Sociedad Vasca" tiene como referencia la normalización en Euskadi, fundamentada en la validez de las leyes, en el prestigio de las normas, y en el derecho a vivir en libertad "sin necesidad de pagar peajes".

Tras lamentar que ha habido "muchos intentos de hacer del nuestro el país del mundo al revés", explicó que las transferencias "no son para buscar peleas, sino para que los vascos tengamos una Administración más eficaz; las lenguas deben servir para comunicarnos no para enfrentar ni para adoctrinar; el patrimonio se protege y se ampara, y la insensatez ni se impone, ni se ejerce, ni se defiende".

Asimismo, precisó que "los padres y madres tienen derecho a elegir en libertad cómo quieren que estudien sus hijos", mientras "en la Administración pública todos los ciudadanos deben tener opción de trabajar".

"No se pueden imponer criterios que anulan este derecho. Los médicos lo que tienen que saber es de medicina, los ertzainas de seguridad, y los profesores de inglés de la lengua de Shakespeare. El euskera está para unir, no para separar", agregó.

Por ello, consideró que "es la hora de devolver a todos los vascos el derecho a elegir la educación de sus hijos, y la igualdad a la hora de encontrar trabajo". "Es el momento de corregir los problemas estructurales de nuestra economía, y de convertir el País Vasco en un atractivo para nuestros jóvenes", agregó.

SIN ETA

Antonio Basagoiti comenzó su intervención destacando que, "por primera vez, no hay representantes de ETA" entre los escaños de la Cámara vasca. "Este hecho debe llenarnos de satisfacción a todos. Somos testigos de un avance histórico, que fortalece nuestra democracia", indicó, para alegrarse de que "no volverán a condicionar leyes, ni presupuestos, ni lehendakaris quienes justifican y amparan el terrorismo, y quienes apuestan por la eliminación del adversario".

"Hoy se respira más normalidad, más libertad y más decencia en esta Cámara. Hoy, por tanto, es un día en el que debemos tener un recuerdo para aquellos que no pudieron seguir en este Parlamento defendiendo sus ideas, porque el terrorismo acabó con ellos, como Gregorio Ordóñez o Fernando Buesa", indicó, para dedicar a éstos y a todas las víctimas del terrorismo "este éxito de la democracia".

Por otro lado, reprochó al PNV que no haya hecho "ningún ejercicio de autocrítica, ningún reconocimiento de errores" y haya volcado "todo su esfuerzo en situar a los representantes de la nueva mayoría política surgida de las urnas como simples 'okupas' de lo vasco".

"En un momento que exigía demostrar empaque político, arrimar el hombro para un traspaso de Gobierno ejemplar, ustedes han puesto en evidencia una falta absoluta de sentido de país, impropia de un partido que ha estado al frente de nuestras instituciones durante tanto tiempo", lamentó.

Para el dirigente popular, la sociedad vasca "no confía ya en una mayoría política que ha gobernado pendiente de no incomodar a sectores favorables al terrorismo, capaz de apoyarse parlamentariamente en ellos, que deslegitima la Justicia y no deslegitima a los violentos, que utiliza la división, la exclusión y el enfrentamiento como herramientas políticas".

Asimismo, señaló que la mayoría política PNV-EA-EB en los últimos años "nos ha envuelto en broncas con el mundo entero y ha utilizado el doble rasero y la imposición en todas las decisiones que ha tomado".

"Esa forma de gobernar ha hecho que el País Vasco viva en un estado de inestabilidad que perjudica nuestra economía. El Gobierno de Ibarretxe ha estado más pendiente de avivar fuegos que de apagarlos, lo que ha terminado afectando a nuestra imagen y fiabilidad", destacó, para pedir patrones de gobierno "distintos, que permitan afrontar el futuro en mejor disposición".