PSE y PP firman su acuerdo para dotar de estabilidad al Gobierno de López, y para acabar con el ETA y con "los frentes"

Los socialistas pretenden contar con un ejecutivo "fuerte" para principios de mayo y los populares califican el pacto de "histórico" VITORIA, 1 (EUROPA PRESS) Las comisiones negociadoras del PSE-EE y el PP firmaron hoy en Vitoria el acuerdo para la investidura de Patxi López como lehendakari y para dotar de estabilidad al futuro gobierno socialista, con el objetivo común de "construir el país entre todos" y acabar con el terrorismo y la política de "frentes". El PSE expresó su confianza en que el pacto permita constituir un gobierno "fuerte" para principios de mayo, mientras que el PP calificó de "histórico" el entendimiento con los socialistas vascos. Los miembros de las comisiones negociadoras del PSE-EE Rodolfo Ares y Jesús Egiguren, y del PP, Iñaki Oyarzábal y Leopoldo Barreda, suscribieron hoy en el Parlamento vasco el documento para las 'Bases para un cambio democrático al servicio de la ciudadanía vasca', dado a conocer el pasado lunes, que garantiza el apoyo de los populares a la investidura de Patxi López como lehendakari y pretende dotar de estabilidad a un futuro Gobierno socialista. Ambas formaciones comparecieron ante los medios de comunicación por separado tras la firma del texto, que fija entre sus prioridades la lucha contra el terrorismo, las medidas contra la crisis económica y la defensa de la libertad lingüística. El secretario de Organización del PSE-EE, Rodolfo Ares, consideró que el pacto "garantiza la estabilidad del gobierno de cambio de Patxi López". Además, señaló que el texto permitirá "abrir una nueva etapa para unir al país, y buscar el diálogo con todos aquellos que quieren buscar el entendimiento con el gobierno". Además, señaló que, a partir de ahora, se acaba con "una etapa de enfrentamiento, división y confrontación institucional", que se verá sustituida por un periodo caracterizado por políticas destinadas a "construir el país entre todos, respetando la pluralidad". ACUERDO "ABIERTO" Aunque admitió que el futuro Gobierno del PSE "tiene una vocación de diálogo preferente con el PP", matizó que ambas formaciones han aceptado que el pacto quede "abierto" a otros partidos. El dirigente socialista también aseguró que se trata de un texto "coherente" con el programa electoral de su partido. Por otra parte, confió en que la colaboración con los populares permita constituir un ejecutivo "fuerte y estable", que se dedique a objetivos como "acabar con el terrorismo definitivamente" o a elaborar un plan de choque contra la crisis, en colaboración con partidos políticos, sindicatos y empresarios. RESPUESTA A AZKARATE En relación a las declaraciones realizadas ayer por la portavoz del Gobierno vasco en funciones, Miren Azkarate, quien afirmó que el acuerdo entre PP y PSE-EE es "la carta fundacional de un Gobierno frentista", denunció que "el frentismo sólo está en la cabeza de aquellos que lo han practicado en el pasado". "Hago un llamamiento a la portavoz del Gobierno y a otros dirigentes del PNV para que se serenen y no empiecen a hacer oposición a un gobierno aún no constituido", añadió. Respecto a la previsible designación de la popular Arantza Quiroga como presidenta de la Cámara, afirmó que analizará su modo de proceder "en base a las decisiones que tome como presidenta, y no sobre otras cuestiones que han estado de actualidad en los últimos días", en referencia a sus recientes declaraciones en las que, personalmente, se mostró contraria al uso del preservativo. Preguntado por un posible encuentro los máximos responsables del PSE, Patxi López, y el PP vasco, Antonio Basagoiti, tras la firma del acuerdo, explicó que "no está previsto, pero tampoco descartado". Asimismo, confió en que el nuevo gobierno pueda estar constituido para principios del mes de mayo. "POLITICAS DE CAMBIO" Por su parte, el secretario general del PP vasco, Iñaki Oyarzábal, subrayó que "el histórico" acuerdo alcanzado con el PSE-EE pretende "cambiar las cosas, poner en marcha políticas de cambio para unir a esta sociedad, y terminar, de una vez, con los frentes y las políticas sectarias que han tratado de dividirnos en ciudadanos de primera y de segunda". A su juicio, el entendimiento entre PSE y PP "abre una nueva etapa que nace del mandato de las urnas". Según explicó, el acuerdo responde al objetivo de "defender las libertades y derechos de todos", con el fin de "unir a la sociedad vasca". "No se trata de dividir, sino de poner el acento en lo que nos une a la mayoría de los vascos", indicó. ÁLAVA Respecto a un posible acuerdo con el PSE para desbancar al PNV de la Diputación de Álava, subrayó que el pacto firmado hoy "habla de compromisos políticos y señala las bases para afrontar ese camino", por lo que "ya habrá momentos para hablar" de "otras cuestiones". El pacto, según dijo, pretende dotar de "estabilidad" al futuro Gobierno para, de esta forma, poder hacer frente a a la crisis y generar empleo. "Afrontamos esta etapa juntos, con optimismo y confiados en las posibilidades de la sociedad vasca", añadió. Sobre las posibilidades de mantener el entendimiento con los socialistas vascos al margen de la labor de oposición del PP al Ejecutivo del PSOE en el Congreso de los Diputados, explicó que los populares vascos firman este acuerdo "con total lealtad y pensando en el futuro del País Vasco". "Queremos compartir con el Partido Socialista todas aquellas cuestiones que nos unen", indicó, para añadir que "lo que es natural es que asumamos nuestra responsabilidad de apoyar aquí al Gobierno para que sea un gobierno estable y fuerte, capaz de sacar este país adelante". No obstante, aseguró que esto no significa que el PP deba actuar también con "responsabilidad" en el Congreso para seguir realizando su labor de oposición a un Gobierno central "al que tenemos que decirle las cosas que hace mal". En su opinión, el PP tiene la responsabilidad de "decir a los españoles que tenemos otra manera de afrontar la crisis y otras propuestas que poner encima de la mesa". Respecto a la oposición en el Parlamento vasco, indicó que será "activa y constructiva".