PSE y PP firman un acuerdo "histórico" para el cambio

PSE y PP firman un acuerdo "histórico" para el cambio

PSE y PP firman un acuerdo "histórico" para el cambio

PSE y PP firman un acuerdo "histórico" para el cambio

PSE y PP firman un acuerdo "histórico" para el cambio

BILBAO (Reuters) - Delegaciones del Partido Socialista de Euskadi y del Partido Popular vasco firmaron el miércoles en el Parlamento de Vitoria el documento acordado entre ambas formaciones que permitirá la investidura de Patxi López como lehendakari de un Gobierno que por primera vez estará presidido por un no nacionalista.

Formalizado el pacto, la investidura podría celebrarse a finales de este mes y el Gobierno se conformaría en la primera semana de mayo.

Ni Patxi López ni Antonio Basagoiti estamparon su firma en el texto titulado "Bases para un cambio democrático al servicio de la ciudadanía vasca", cuyo contenido se conoce desde el pasado lunes y que está centrado en la lucha contra el terrorismo, la crisis económica y en medios de comunicación, entre otras cosas.

En su lugar lo hicieron, Rodolfo Ares y Jesús Eguiguren por el PSE, y Leopoldo Barreda e Iñaki Oyarzábal

por el PP.

Tras la firma, que concitó una gran expectación y fue filmada por al menos una veintena de cámaras, los representantes de ambas formaciones se dirigieron a los medios de comunicación por separado.

Socialistas y populares coincidieron en calificar al acuerdo de "histórico" y aseguraron que el nuevo Gobierno estará alejado de políticas frentistas.

El secretario de Organización de los socialistas vascos, Rodolfo Ares, explicó que la intención del PSE "es hacer una política para unir al país y para cohesionar la sociedad", y negó ninguna intención por parte del nuevo Gobierno de hacer políticas frentistas.

"Hay que decir con toda claridad que el frentismo está sólo en la cabeza de aquellos que hacen referencia a él y en todo caso de aquellos que lo han practicado en el pasado", señaló Ares.

Según el secretario de Organización, a partir de ahora se pone fin a "una etapa de enfrentamiento, división y confrontación institucional" y se abre un nuevo periodo para "construir el país entre todos, respetando la pluralidad".

Ares pidió al Partido Nacionalista Vasco, que abandona el poder tras 30 años de gobierno, que "se serene y se tranquilice" y que "no empiecen a hacer oposición a un Gobierno que todavía no está constituido".

Por parte del PP vasco, su secretario general, Iñaki Oyarzábal, destacó del acuerdo que permitirá "cambiar las cosas, poner en marcha políticas de cambio para unir a esta sociedad, y terminar de una vez con los frentes y las políticas sectarias que han tratado de dividirnos en ciudadanos de primera y de segunda".

Pese a todo, señaló que, en el Congreso de los Diputados, el PP actuará "con responsabilidad" en su labor de oposición para decir a los ciudadanos "las cosas que hace mal" el Ejecutivo central y para poner de relieve "que tenemos otra manera de afrontar la crisis".

El PNV ofreció también una rueda de prensa en su sede en Bilbao en la que el presidente del partido en Vizcaya, Andoni Ortúzar, consideró que se trata de una victoria del PP y apeló a la bases del PSE y a los votantes socialistas "de buena fe" para que "vean en qué se ha convertido su voto"

"En que Basagoiti sea de facto el lehendakari y López sea su marioneta en Ajuria Enea, en que los votos socialistas sirven para que mande la derecha en este país", añadió.

Ortúzar también avanzó que en el pleno de constitución del Parlamento que se celebra este viernes y en el que se elegirá a los representantes de la Mesa, el PNV se reservará los dos puestos restantes, una vez que PSE y PP se hayan repartido los otros tres. Por lo tanto una de las vicepresidencias y una secretaría serán para esta formación, quien finalmente no hará ninguna cesión a Aralar, como lo había solicitado su portavoz, Aintzane Ezenaro