Rajoy critica la "incompetencia estratosférica" de un Gobierno que engaña de manera "palmaria y notoria"

Opina que el nuevo Ejecutivo "es muy malo", y apunta que "se acabó el discurso del supuesto talante, las gracietas y las fotos"

LAS PEDROÑERAS (CUENCA), 24 (EUROPA PRESS)

El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, consideró hoy que el problema económico que sufre el país "no es un problema de socialismo, sino de una incompetencia estratosférica" del actual Ejecutivo y de su responsable, José Luis Rodríguez Zapatero, y consideró que "no puede dar confianza quien engaña a la gente de una manera tan palmaria y notoria como lo ha hecho". "No ha habido un gobierno como este, es el peor gobierno de la historia de España", pero "eso que hay ahí es lo que nos ha tocado", agregó.

En su intervención en un acto público en Las Pedroñeras (Cuenca), ante varios centenares de simpatizantes y afiliados, y acompañado de la presidenta regional del PP y secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal, Rajoy incidió en el dato de la EPA conocido hoy recordando que hace un año "quien está en el Gobierno" dijo que el paro "en ningún caso" iba a superar la mejor cifra del PP, del 11 por ciento, "pero hoy desgraciadamente supera el 17 por ciento".

"Esa es la capacidad de diagnóstico y de decir la verdad del presidente del Gobierno", que Rajoy comparó con la del ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, cuando dijo que no se llegaría a 4 millones de parados y hoy hay más de 4 millones, y con las declaraciones de la vicepresidenta económica, Elena Salgado, afirmando hoy que "en ningún caso" se llegará a los 5 millones de parados.

CAPACIDAD DE DIAGNOSTICAR DEL GOBIERNO

"Quiera Dios que yo no vuelva a tener que recordar nunca más la capacidad de diagnosticar y de decir la verdad" del PSOE, advirtió el máximo dirigente del Partido Popular, quien insistió en que los socialistas "han engañado a los españoles" y "siguen engañando", y se mostró convencido de que "si no fijamos un objetivo claro" el país va a pasar "muchas dificultades".

Argumentó que en España pasan muchas cosas "pero no las que nos gustaría que sucedieran", como el aumento de los datos del desempleo --"un drama nacional" detrás del cual hay familias y personas que ven rotos sus proyectos-- o que los bancos o cajas no den créditos a los ciudadanos, con lo cual no se puede invertir, y si no se invierte no hay trabajo y esto es "una espiral que te lleva directamente a la pobreza".

EL GOBIERNO ES MUY MALO

"El Gobierno es muy malo, lo hace muy mal, pero de esta crisis vamos a salir porque aquí hay un partido político que sabe gobernar, lo ha demostrado y lo va a seguir haciendo en el futuro", subrayó Mariano Rajoy, quien reiteró que el PP sabe cómo se sale de esta crisis, ha presentado sus medidas "y está para servir a España y el Partido Popular es mucho Partido Popular".

Así, aludió al plan de medidas presentado por el PP el lunes pasado, donde "hemos dicho lo que había que hacer", que no es otra cosa que la austeridad y que si se aprietan el cinturón las familias, las pequeñas y medias empresas y los autónomos "no tiene ningún sentido que el Gobierno sea una verdadera máquina de derrochar y gastar el dinero de los contribuyentes", lo que no lleva a otra cosa que a hipotecar el futuro del país y a endeudarse.

"Dicen que hoy hay mucho más margen para gastar", destacó el presidente del PP, quien, por el contrario, defendió la rebaja de impuestos porque "hoy no toca gastar" sino decirle a los empresarios que se les van a bajar los impuestos para que tengan más recursos, aguanten todo lo que puedan y, si pueden, inviertan y esa --añadió-- "es la única política seria en estos momentos".

Los socialistas "no aciertan una" porque como no hay diagnóstico no hay política económica y la cambian constantemente, recriminó Rajoy, quien destacó, al respecto, que cada una de las seis veces que el presidente del Gobierno ha ido al Congreso este año "se produce un pavor general" en la Cámara baja que afecta a diputados, conserjes, policías "y a todos los que están por allí".

SE ACABÓ EL SUPUESTO TALANTE

También arremetió Rajoy contra el cambio de gobierno realizado recientemente por Rodríguez Zapatero pues "es peor que el anterior, que ya es difícil", contra el anterior vicepresidente económico, Pedro Solbes, y su "tancredismo" --en el sentido de "no hacer nada, ni bueno ni malo"-- y contra la nueva ministra económica porque "solo mueve a la inquietud", y en este ámbito "o generas confianza, das certidumbre y dices la verdad o presentas un paquete de medias y no estás improvisando, o llevas al país a un problema".

A su juicio, Rodríguez Zapatero ha engañado a todos los españoles cuando dijo que no había crisis económica "y yo era un antipatriota por decir lo que desgraciadamente se ha producido"; por afirmar que el origen de la misma estaba "en el mundo mundial" aunque España tiene doble tasa de paro que el resto de países de la UE, y porque ha engañado a la gente y España "tiene problemas muy importantes que no tienen otros", pues "aquí durante cuatro años se vivió de la herencia y la inercia que le habíamos dejado".

A ESTE GOBIERNO EL CAMPO LE IMPORTA UN "CARAJO"

En este contexto, también se refirió a la situación de la agricultura y la ganadería, convencido de que "al Gobierno que hay ahora el campo le importa un carajo". "Lo digo así de claro porque es la verdad", indicó el presidente del PP, que recordó cómo hubo ministros como Loyola de Palacio o Miguel Arias Cañete que defendían los intereses del país --porque a Europa no solo hay que ir a dar abrazos, sugirió--, mostrando su confianza en el campo y todos sus sectores.

"Se acabó el discurso del supuesto talante, las gracietas y las fotos", apremió finalmente Rajoy, quien aseveró que un gobierno está para defender los intereses de su país, que es para lo que es elegido, y para resolver los problemas de los ciudadanos que le dieron su confianza y que ahora piden que se resuelvan esos problemas, "y eso no lo está haciendo" José Luis Rodríguez Zapatero, remarcó el presidente del PP, que se despidió de los presentes deseando "mucho ánimo, mucha fuerza y mucha moral".