Rajoy dice que el Gobierno se queda sin propaganda y el ciudadano puede sentirse burlado

  • Pamplona, 7 may (EFE).- El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha advertido hoy de que al Gobierno se le "está agotando" la propaganda y que, por ello, es posible que en breve los ciudadanos empiecen a percibir que el Ejecutivo se está burlando de ellos.

Pamplona, 7 may (EFE).- El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha advertido hoy de que al Gobierno se le "está agotando" la propaganda y que, por ello, es posible que en breve los ciudadanos empiecen a percibir que el Ejecutivo se está burlando de ellos.

Rajoy ha criticado la celebración ayer de un Consejo de Ministros extraordinario del que ignora sus objetivos, salvo, quizá, el de "hacer propaganda". "Pero -ha añadido- el Gobierno está agotando ya la propaganda y de eso podemos pasar a una percepción de burla en el conjunto de la ciudadanía".

En su intervención de clausura de la XIV reunión intermunicipal del PP, que ayer y hoy se ha desarrollado en Pamplona, ha opinado que la calificación de la eficacia del Plan E del Gobierno es "lisa y llanamente un suspenso" y que el Consejo de Ministros sólo "generó frustración" y "defraudó las expectativas" de los ciudadanos.

Para el líder del PP, pese a los "fracasos" del Gobierno, "lo peor" es que "no hay propósito de enmienda".

Tan "preocupante" es esto, ha dicho Rajoy, como el siguiente "dato objetivo": que "España es el segundo país del mundo que más dinero ha gastado en proporción a su PIB para afrontar la crisis", superado "sólo" por Arabia Saudí.

"Somos los que más hemos gastado y los que peores resultados hemos obtenido, y tenemos el doble de paro que en la UE", ha apostillado antes de recalcar que la "única política" que hay en España para hacer frente a la coyuntura de la economía es "gastar", lo que aboca al país a "hipotecar el futuro de los ciudadanos" y a sustraer a las pymes "la posibilidad de acceder al crédito".

Rajoy ha defendido el plan anticrisis de su partido, una "alternativa completa" en las antípodas de un Gobierno que, a su entender, ni presenta un plan, ni marca objetivos, ni genera confianza y al que, por ello, ha exigido un "cambio de actitud".

Y ha puesto el siguiente ejemplo: "Hoy se celebra una cumbre sobre el empleo a la que van la Comisión Europea, los presidentes de República Checa, Suecia y a la que España, que tenía que ir, no va; será que España es un país sin problemas de empleo. Dejamos una imagen..."

Centrado en el plan anticrisis del PP, Rajoy ha propugnado la austeridad en todas las administraciones públicas, la reducción de impuestos y las ayudas a las pymes, y todo ello encuadrado en un plan "global", ya que es así como se debe atajar la crisis económica y "no por partes", como a su juicio hace el Gobierno.