Rajoy dice que el PSdeG se hizo nacionalista y junto con el BNG practican la "degeneración"

  • Ourense, 13 feb (EFE).- El presidente del PP, Mariano Rajoy, se ha referido hoy a las Elecciones Autonómicas gallegas para decir que el PSdeG-PSOE se hizo nacionalista, ya que sus políticas "fueron las del programa electoral del BNG", y achacó a ambos practicar la "degeneración", tras prometer "regeneración democrática".

Ourense, 13 feb (EFE).- El presidente del PP, Mariano Rajoy, se ha referido hoy a las Elecciones Autonómicas gallegas para decir que el PSdeG-PSOE se hizo nacionalista, ya que sus políticas "fueron las del programa electoral del BNG", y achacó a ambos practicar la "degeneración", tras prometer "regeneración democrática".

Rajoy visitó la ciudad de Ourense para mantener un breve encuentro público, en unos jardines céntricos, donde aludió a las Elecciones Gallegas del día 1 de marzo, en un acto en el que estuvo acompañado por el presidente provincial del PPdeG, José Luis Baltar,y varios integrantes de la candidatura, salvo la número uno, Carmen Pardo.

El presidente del PP dijo que los últimos 4 años en Galicia fueron "perdidos" y que su partido tienen como objetivo trabajar "para recuperar este tiempo".

Indicó que lo "más relevante" de los cuatro años de Gobierno bipartito, PSOE-BNG, fue el descenso de la actividad económica, el aumento del paro, la conversión del PSdeG-PSOE en "nacionalista" y que las promesas de ambos socios del Gobierno gallego para la "regeneración democrática" vinieron a dar a una "degeneración".

En ese sentido, aludió brevemente a la autovía del Barbanza "que, dijo, acabó costando muchos más euros de los previstos", al concurso eólico y a "los gastos suntuarios del presidente Emilio Pérez Touriño".

Según Rajoy, los partidos del Gobierno gallego sustituyeron "la austeridad propia de Galicia por un lujo asiático" y frente a esto, el PP quiere llegar al Gobierno con un candidato "capaz" y con objetivos "claros", que son mejorar la riqueza de los gallegos, crear empleo y ocuparse "de aquello que preocupa a la gente, sin polémicas absurdas".

Aludió a los anteriores gobiernos gallegos, del PP, y dijo que las mejoras que trajeron a Galicia "fueron reconocidas en toda España" y supusieron un "cambio radical", sobre todo en los pequeños municipios rurales.

"El parón de cuatro años podría ser parálisis, pero vamos a olvidarlo porque el día 1 de marzo los gallegos, que son infinitamente mejores que el Gobierno que tienen ahora, darán su confianza mayoritaria al PP".

Según su presidente, el PP en Galicia "va a por todas" y para ello recordó que precisan al menos 38 escaños, pues el PPdeG se "enfrenta" a dos fuerzas políticas "que se van a unir como hicieron en todos los ayuntamientos, mientras que el PP, a pesar de ganar en votos, en la Diputación y en la mayoría de los municipios, quedó desposeído del Gobierno".

Respondió a preguntas sobre los actos políticos protagonizados por él mismo en la zona rural, como los de precampaña en Sarreaus, Trasmiras y Verín o los previstos para hoy en Amoeiro y Bande, y dijo que eso tiene "su significado".

En concreto, manifestó que los actos en el rural son un "reconocimiento" al PP de Ourense, provincia en la que siempre tuvo el apoyo de la inmensa mayoría de los ciudadanos y también como "reproche a la Xunta" por tener a esta provincia marginada "y eso es algo que no acepto".

Tras el acto público dio un pequeño paseo por la ciudad, en el que saludó al antecesor en la presidencia de la Diputación de Baltar, Vitorino Núñez, a las trabajadoras de la limpieza en el centro cultural Simeón y a varias mujeres que se le acercaron para hablarle.