Rajoy dice que superar la crisis es "el objetivo prioritario" y acusa a Zapatero de no haber actuado a tiempo

ZARAGOZA, 31 (EUROPA PRESS)

El presidente del PP, Mariano Rajoy, afirmó que superar la actual crisis económica es el "objetivo prioritario" para los 'populares', al tiempo que acusó al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de no haber actuado a tiempo para evitar la actual situación. "La culpa de la crisis la tienes tú, que llevas cinco años gobernando sin aportar reformas ni soluciones", aseguró.

El presidente del PP, Mariano Rajoy, cerró hoy un mitin del partido en Zaragoza, celebrado en el Jardín de Invierno del Parque Grande de la capital aragonesa y al que asistieron militantes y simpatizantes. Estuvo acompañado por el presidente del PP-Zaragoza, Luis María Beamonte, la secretaria general regional, Rosa Plantagenet, y la candidata aragonesa al Parlamento Europeo, Verónica Lope. Además, la presidenta del PP Aragón, Luisa Fernanda Rudi, saludó a los presentes mediante un video, al no poder asistir al acto por razones médicas.

Rajoy llegó hasta el Parque Grande en un Opel Vectra, mostrando así su apoyo a la factoría que General Motors tiene en Figueruelas (Zaragoza) y que vive momentos de incertidumbre por las negociaciones que mantiene el Gobierno alemán con el fabricante Magna para que éste se haga con las plantas de GM en Europa.

Jaleado por los asistentes, que aplaudieron al presidente de los populares y le animaron con gritos de 'presidente, presidente', Mariano Rajoy explicó que el PP, en España y en Europa, "se dedicará en los próximos años a la crisis económica. Nuestro objetivo prioritario es atajarla, acabar con el paro y crear empleo, porque se puede hacer, se debe hacer, sabemos hacerlo y si ellos son unos incompetentes, nosotros lo vamos a cambiar".

A este respecto, Rajoy aseguró que el Ejecutivo central "ha engañado a la gente diciendo que quienes advertíamos de la crisis éramos unos antipatriotas y profetas de las catástrofes", pero es que "nos han engañado sobre el origen de la crisis, que no está en Berlusconi, ni en Estados Unidos ni en Aznar, que tras ocho años de gobierno del PP creó cinco millones de empleos. La culpa la tienes tú, que llevas cinco años gobernando, sin hacer reformas ni aportar soluciones".

Así, a el 7 de junio, con la celebración de las elecciones europeas, "vamos a empezar a poner la primera piedra para que se vayan (el PSOE del Gobierno) porque nos van a dejar endeudamiento, paro y una pésima política económica".

AUSTERIDAD FRENTE A "BOMBA DE RELOJERÍA"

Ante la crisis, Mariano Rajoy valoró que debe abogarse por la "austeridad. En un momento en el que las pequeñas y medianas empresas, los autónomos y las familias miran el euro e intentan ahorrar, aquí se apuesta por gastar, gastar y gastar, pero se está endeudando el país, se está hipotecando su futuro y retrasando la recuperación", con una política económica que "es una bomba de relojería para el futuro".

Rajoy advirtió que "es mentira que ésta sea la única política posible, porque se puede ayudar a los emprendedores y resolver el problema del crédito", un problema "que no han sido capaces de resolver", y el PP, en Europa "dará esa batalla".

INTERESES ESPAÑOLES Y ARAGONESES

Además, el presidente del PP recordó que el Gobierno de España, "entre otras obligaciones, tiene que defender los intereses de los ciudadanos españoles en Europa, como lo hace el alemán", en campos como la agricultura y el campo, "que tiene futuro", el aceite, el vino, el cereal, el sector ganadero, las frutas y hortalizas, "una batalla que daba Loyola de Palacio y que ellos son incapaces de dar, como son incapaces de captar fondos europeos".

En este mismo sentido, Rajoy abogó por recuperar fondos europeos para España porque "una pésima negociación de unos inútiles nos hizo perder fondos en Europa", al tiempo que aseguró que el PP defenderá la despoblación como un criterio que debe tenerse en cuenta a la hora de repartir los recursos públicos.

El líder popular también se refirió a las conexiones pirenaicas, a la apuesta por el ferrocarril a través de la línea del Canfranc, y por las conexiones por carretera por el Somport. En Europa, dijo, "hablaremos de Teruel, que requiere una mejora en las comunicaciones y no acepto que esté en el olvido para los siglos, la comunicación Teruel-Cuenca-Madrid".

UN PAÍS MEJOR QUE SU GOBIERNO

Mariano Rajoy continuó su discursos asegurando que España "es un país infinitamente mejor que su gobierno. Este es uno de los grandes países del mundo, una de las diez potencias económicas mundiales, y merecemos un gobierno mejor, y ya no es por ideología sino por ineficacia, por incompetencia", porque, según consideró el líder popular, el Gobierno de España está "más pendiente de salir en los telediarios o de decir alguna genialidad" que del país.

Rajoy criticó duramente al Ejecutivo de Zapatero al decir que "con esta gente no se va a ninguna parte. España dio un salto adelante desde 1996, ganamos prestigio en Europa y en el mundo y ahora lo perdemos porque gobierna una gente instalada en la frivolidad". "Cuando las cosas van bien cualquiera vale, pero cuando van mal se ve la madera del gobernante", agregó.

Por todo ello, Rajoy llamó al electorado a las urnas, porque "España no es lo que diga un dirigente político, sino lo que los españoles queremos que sea y vuestro es el protagonismo", dijo al público, para finalizar diciendo que "vamos a ganar las elecciones el 7 de junio".