Rojo ve burdo y poco patriota que los sindicatos "esperen" a un lehendakari socialista para decir "esto es un desastre"

Recuerda a la Iglesia que los presos etarras "han hecho algo" e insta a que "respete" las decisiones políticas MADRID, 1 (EUROPA PRESS) El presidente del Senado, Javier Rojo, tachó hoy de "burda" y "poco patriota" la convocatoria de una huelga general en el País Vasco por parte de los sindicatos nacionalistas, quienes "han tenido que esperar a que haya un lehendakari socialista para decir que esto es un desastre". Tras calificar de "absurdo" este asunto, confió en que la sociedad vasca "de la espalda" a los sindicatos y que éstos sepan que "por este camino no se va a ninguna parte". Rojo recordó a las centrales sindicales ELA, LAB, ESK, STEE, Hiru y Ehne que el esfuerzo por combatir los "problemas" es de "todos", el Gobierno, los empresarios, las fuerzas sociales y, en definitiva, el conjunto de la sociedad. "Algunos esperan que 'contra peor, mejor' y no quieren dar ninguna oportunidad a la democracia, la libertad y la convivencia", criticó en declaraciones a RNE recogidas por Europa Press. Preguntado sobre las declaraciones del obispo de San Sebastián, monseñor Juan María Uriarte, sobre las ayudas a familiares de presos etarras, pidió a la Iglesia que "recuerde" que esos "presos han hecho algo" y no están encarcelados porque "pasaban por allí". Asimismo, reclamó que "respete la política" y, por lo tanto, las decisiones de los gobernantes. "YA HAY DEMASIADOS AGOREROS" El presidente de la Cámara Alta también hizo alusión al vídeo colgado en Internet en que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, explica que la cumbre del G-20 será "el inicio de la recuperación" económica. A este respecto, Rojo defendió que la responsabilidad y el "deber" de un político es transmitir "esperanza" a la sociedad aunque recordó que el jefe del Ejecutivo también es consciente de la realidad y para ello está adoptando medidas. "Zapatero está dando luz, esperanza, ilusión. Si aquí todo el día estuviéramos dando sustos a la gene y explicándoles la negrura de la vida, seguramente uno no se levantaría de la cama", indicó, para sentenciar: "Para agoreros ya hay demasiados". Por otra parte, alabó la "grandeza" que, a su juicio, ha tenido Rodríguez Zapatero al dejar vía libre al PSE para negociar, y añadió que esto demuestra su "responsabilidad y generosidad" porque podría haber pensado más en "clave interna y de política nacional". En su opinión, el jefe del Ejecutivo "ahora se ha vuelto a arriesgar" pese a poder quedarse "sin los apoyos que tuvo en otro momento", como ya hizo durante el proceso de paz, por lo que fue "muy criticado". "El PP debería entender este gesto y esta responsabilidad", reclamó, antes de asegurar que el PSE no desarrollará una política frentista en el País Vasco y afrontará el Gobierno con "humildad y orgullo" pero con "firmeza" en sus convicciones. Dicho esto, pidió que "nadie piense que se hará tacticismo de poder" y confió en que puedan "desaparecer los escoltas" como un signo de "normalidad democrática". Sobre la próxima presidenta del Parlamento vasco, la dirigente 'popular' Arantza Quiroga, Rojo reconoció que no la conoce, pero dijo esperar a compartir con ella "algún momento" y le deseó "el mejor de los éxitos" en su nuevo cargo.