Royal condenada por no haber pagado varios meses a dos antiguas colaboradoras

  • París, 20 abr (EFE).- El Tribunal Supremo de Francia ha condenado a la ex candidata socialista a la presidencia Ségolène Royal, por no haber pagado durante varios meses los salarios a dos antiguas colaboradoras que trabajaban como asistentes para ella hasta 1997 cuando era parlamentaria.

Medvédev visita Finlandia para reforzar la cooperación bilateral

Medvédev visita Finlandia para reforzar la cooperación bilateral

París, 20 abr (EFE).- El Tribunal Supremo de Francia ha condenado a la ex candidata socialista a la presidencia Ségolène Royal, por no haber pagado durante varios meses los salarios a dos antiguas colaboradoras que trabajaban como asistentes para ella hasta 1997 cuando era parlamentaria.

Fuentes judiciales confirmaron hoy una información revelada por "Le Figaro" sobre el dictamen del Tribunal Supremo, que cierra el contencioso iniciado hace casi doce años.

El Tribunal de Apelación de Rennes (noroeste de Francia) ya había dado la razón en abril de 2008 a las dos ex colaboradoras, que reclamaban a la dirigente socialista varios meses de sueldo.

Los hechos se remontan a 1997 cuando, tras la disolución de la Asamblea Nacional -donde la actual presidenta de la región Poitou Charentes era diputada-, despidió a sus dos asistentes parlamentarias.

Éstas denunciaron a Royal ante Magistratura de Trabajo, alegando que siguieron trabajando para ella durante la campaña electoral y hasta el mes de julio de ese año, una vez que había sido nombrada ministra delegada en el Gobierno del socialista Lionel Jospin.

Magistratura de Trabajo admitió que tenían derecho a cobrar pero sólo tres semanas, periodo correspondiente a la campaña electoral, por lo que las ex colaboradoras recurrieron ante el Tribunal de Apelación de Rennes.

Después de que los jueces de Rennes dictaminaran en favor de las antiguas asistentes, fue la dirigente socialista la que elevó el caso ante el Supremo, que también ha fallado en su contra.

El partido conservador del presidente francés, Nicolas Sarkozy, la Unión por una Mayoría Popular (UMP), instó hoy a Royal a pedir perdón a sus antiguas empleadas, en plena polémica contra la líder socialista por unas declaraciones de Sarkozy sobre el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero.

El portavoz de la UMP, Frédéric Lefebvre, señaló que su partido quiere que Royal "pida perdón a sus antiguas empleadas víctimas de su no aplicación de la ley", y especuló con que esta condena sea la verdadera razón de la maniobra de la ex candidata socialista al haber solicitado "excusas" a Rodríguez Zapatero por el comentario de Sarkozy sobre el jefe del Ejecutivo español.

En una comida con parlamentarios franceses el miércoles de la semana pasada, el jefe del Estado francés ridiculizó a los socialistas, delante de algunos de su líderes, y para ello contrapuso sus fracasos electorales con los éxitos de Rodríguez Zapatero.

Según "Libération", que fue quien reveló el comentario, Sarkozy dijo: "tal vez (Rodríguez Zapatero) no sea muy inteligente. Pero yo sé de otros que no llegaron a la segunda vuelta de las presidenciales", en alusión directa al ex primer ministro socialista Lionel Jospin, que quedó apeado en 2002 de la lucha por la jefatura del Estado en la primera vuelta de los comicios.

Después de que algunos medios de comunicación españoles interpretaran esas palabras como un ataque al presidente del Gobierno español, Royal le escribió el fin de semana para "presentar sus excusas" por unos comentarios que ella calificó como "injuriosos". EFE