Rueda dice que "ahora toca hablar del futuro y pedir esfuerzos y nuevos compromisos"

  • A Coruña, 10 may (EFE).- El secretario general del PPdeG, Alfonso Rueda, ha asegurado hoy que en el partido tras la victoria en las pasadas elecciones autonómicas "ahora toca hablar del futuro y pedir esfuerzos y nuevos compromisos" a los militantes y simpatizantes para las elecciones europeas del mes de junio.

A Coruña, 10 may (EFE).- El secretario general del PPdeG, Alfonso Rueda, ha asegurado hoy que en el partido tras la victoria en las pasadas elecciones autonómicas "ahora toca hablar del futuro y pedir esfuerzos y nuevos compromisos" a los militantes y simpatizantes para las elecciones europeas del mes de junio.

Durante su intervención en el XIV congreso del partido, en la que presentó el balance de gestión desde enero de 2006, cuando el equipo liderado por Alberto Núñez Feijóo relevó al histórico Manuel Fraga al frente de la formación, el secretario general indicó que partir de ahora tocan "nuevos retos".

Según reconoció Rueda, en enero de 2006, en el partido no tenían la certeza de saber cuándo iban a volver al Gobierno. "Había una travesía larga, incierta. Había que construir una nave y no había medios. Encontramos puertas cerradas y algunos pensaron que era el principio del fin, pero se equivocaron", dijo entre aplausos de los asistentes.

Durante este tiempo, recordó el secretario general, hubo renovación "en la organización, en las voces, en las caras y en los discursos", y se hizo "con generosidad".

El secretario general indicó que en estos tres años el partido optó por "salir a la calle" para "conocer los problemas de la gente", denunciar las "mentiras del bipartito" y por hacer una campaña de afiliación para "incrementar la fuerza del partido".

Rueda indicó que en la actualidad el partido cuenta con cien mil afiliados, de los que un diez por ciento se afilió en estos tres años y medio.

El secretario general, que renovará su cargo tras la votación de la lista que presente el único candidato, Alberto Núñez Feijóo, se emocionó en varias ocasiones, al hablar de su familia y al recordar los escasos medios con los que trabajó con un reducido equipo, una circunstancia que no impidió que el partido ganase las elecciones.