Sanz (PP) tilda al Gobierno autonómico del "más caro de España", con presencia de "una alcaldesa fracasada y tránsfuga"

CÁDIZ, 25 (EUROPA PRESS)

El secretario general del PP-A, Antonio Sanz, aseguró hoy que el actual Gobierno autonómico es "el que tiene menos peso político de la historia de Andalucía y el más caro de toda España", contando con la presencia de "una alcaldesa fracasada, perdedora y tránsfuga", en referencia a la ex regidora de Córdoba por IU y actual consejera de Obras Públicas y Transportes, Rosa Aguilar.

Durante el acto de presentación de las medidas anticrisis, Sanz calificó a la administración presidida por José Antonio Griñán de "gobierno tránsfuga que incorpora a una tránsfuga, robada a IU después de que el presidente dijera que no iba a actuar desde el sectarismo y ofreciendo diálogo".

"Luego pisotea a una fuerza política y les roba la alcaldesa", criticó el secretario general de los populares andaluces, que criticó la gestión municipal de Aguilar señalando su "más que dudosa actuación como alcaldesa en materia de urbanismo, responsable de la parálisis de todas las obras de Córdoba".

Asimismo, aseguró que la Junta es el gobierno "más caro" del país, lo que supone, a su juicio, "un insulto a los parados", razón por la cual la administración autonómica "debería apretarse el cinturón, pues el PSOE ha demostrado que su prioridad es el partido y no los andaluces".

Así, Sanz aludió a la "guerra de sucesión abierta, jugando con la Educación en Andalucía", en referencia a la "imposición" por parte del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de Mar Moreno como consejera del ramo. "Es una consejera de quita y pon, que Zapatero ha impuesto como sucesora de Griñán poniéndole un plazo de prescripción, por lo que no descartamos una tercera investidura", señaló.

También se refirió a otros nuevos cargos de la Junta, como el nuevo consejero de Gobernación, Luis Pizarro, "un insultador profesional", o el nuevo portavoz del Gobierno, Manuel Pérez Yruela, "el que hacía las encuestas al PSOE para agradecerle los servicios prestados".

Por último, Sanz aludió directamente a Griñán, al que tachó de "político de laboratorio, sin sensibilidad social, que no aprobaría un examen de geografía de los pueblos andaluces, un político de salón y moqueta".