Sólo un 28 por ciento de los votantes apoya a los laboristas de Gordon Brown

  • Londres, 10 feb (EFE).- Sólo un 28 por ciento de los británicos apoya al gobernante Partido Laborista en medio de la actual crisis económica, descrita por uno de los ministros del Gobierno como "la peor recesión global en cien años".

Sólo un 28 por ciento de los votantes apoya a los laboristas de Gordon Brown

Sólo un 28 por ciento de los votantes apoya a los laboristas de Gordon Brown

Londres, 10 feb (EFE).- Sólo un 28 por ciento de los británicos apoya al gobernante Partido Laborista en medio de la actual crisis económica, descrita por uno de los ministros del Gobierno como "la peor recesión global en cien años".

El último sondeo, que publica hoy el diario "The Times", da una clara ventaja a la oposición conservadora, con un 42 por ciento de la intención de voto, mientras que los liberales demócratas obtienen un 18 por ciento.

El líder conservador, David Cameron, es el político a quien los votantes consideran más capacitado para dirigir al país tras las próximas elecciones generales -previstas para 2010- ya que un 45 por ciento de los británicos le prefiere al primer ministro, Gordon Brown, quien logra sólo un 28 por ciento.

Incluso en un momento especialmente crítico como el actual, una mayoría del 41 por ciento confía más en el joven Cameron que en el experimentado jefe de Gobierno (32 por ciento) para sacar al país de la recesión económica.

Estos resultados contrastan fuertemente con los del pasado noviembre, cuando un 52 por ciento de los votantes consideraban a Brown como el líder más capacitado para gestionar la crisis frente a un 32 por ciento que apostaban por el poco experimentado Cameron.

Por otra parte, la prensa recoge hoy unas declaraciones de ministro de Educación, Ed Balls, según las cuales el Reino Unido sufre su peor crisis financiera desde hace un siglo, es decir, una crisis más grave aún que la Gran Depresión de los años treinta.

Balls, que antes de ministro fue principal asesor económico de Brown cuando éste ocupaba el ministerio de Finanzas, predijo que los efectos de la crisis se sentirían incluso dentro de quince años.

Brown puede haber sentido, sin embargo, cierto alivio con la noticia de que ha aumentado ligeramente la confianza de los británicos en la capacidad del Reino Unido para salir de su atolladero económico.

Un 20 por ciento -frente a un 18 por ciento hace un mes- piensa que no le va a ir mal al país en su conjunto este año mientras que un 77 por ciento opina lo contrario: un dos por ciento menos que en el último sondeo.

Sin embargo, hay una gran diferencia entre la confianza en la economía en su conjunto y en las propias perspectivas: así un 49 por ciento de los británicos creen que no les irá mal este año a ellos y a sus familias frente a un 48 por ciento que no opina así.

Esa mayor confianza se ha visto reflejada en las cifras de ventas del comercio minorista en enero, que indican un incremento del 3,2 por ciento de la facturación rente al mismo mes hace un año, aunque el Consorcio de Minoristas, que las ha publicado, duda de que esa ligera recuperación vaya a durar.