UPyD propone garantizar la libertad lingüística sin imposiciones

  • Bilbao, 13 feb (EFE).- La primera candidata de Unión, Progreso y Democracia (UPyD) por Vizcaya para las elecciones autonómicas del 1 de marzo, Lidia Brancas, ha propuesto hoy en Bilbao una política lingüística que garantice "la libertad e igualdad lingüística de los ciudadanos, sin imposiciones".

UPyD propone garantizar la libertad lingüística sin imposiciones

UPyD propone garantizar la libertad lingüística sin imposiciones

Bilbao, 13 feb (EFE).- La primera candidata de Unión, Progreso y Democracia (UPyD) por Vizcaya para las elecciones autonómicas del 1 de marzo, Lidia Brancas, ha propuesto hoy en Bilbao una política lingüística que garantice "la libertad e igualdad lingüística de los ciudadanos, sin imposiciones".

Brancas ha expuesto ante la sede del Gobierno Vasco en la capital vizcaína la posición de su formación en materia de política lingüística, que proclama que "son los ciudadanos quienes tienen derechos lingüísticos, no las lenguas" y mantiene que éstas "no tienen derecho a conseguir hablantes forzosos".

La cabeza de la lista vizcaína de UPyD ha agregado que "es un deseo encomiable que, en las comunidades bilingües, se aspire a que todos los ciudadanos lleguen a conocer bien la lengua cooficial", pero ha subrayado que "tal aspiración puede ser solamente estimulada, no impuesta" como, ha afirmado, "durante demasiado tiempo ha sucedido en el País Vasco".

Lidia Brancas ha mantenido que "el nacionalismo gobernante quiere relegar al castellano a la condición de lengua de segunda, y una cosa es la defensa del euskera, como lengua minoritaria, y otra conculcar los derechos lingüísticos de los hablantes del castellano".

"Exigir en proporción desmesurada conocimiento lingüísticos del euskera a funcionarios, empleados y profesionales que no los van a necesitar en su puesto de trabajo, es una práctica discriminatoria e injusta", ha añadido.

Tras defender que "todos los ciudadanos que lo deseen tienen derecho a ser educados en lengua castellana, sea cual fuere su lengua materna", Brancas ha asegurado que "reclamar libertad lingüística es combatir aquellas normativas que sólo generan abusos, discriminaciones y ventajismos amparados en la escuela".

"La libertad que reclamamos -ha enfatizado- incluye la libertad de elección lingüística no sólo en la escuela sino en todos los ámbitos de la vida laboral y social, sin que nadie interfiera en el derecho de los hablantes a elegir y hacer uso de la lengua o lenguas que prefiera".