Urkullu dice que el Plan Ibarretxe "se utilizará siempre que se quiera realizar una propuesta de normalización política"

Recuerda que Euskadi defiende la capacidad de decidir, que "volverá de forma recurrente", cada vez que aborde su futuro de convivencia

BILBAO, 10 (EUROPA PRESS)

El presidente del Euskadi Buru Batzar (EBB) del PNV, Iñigo Urkullu, aseguró hoy que el "Nuevo Estatuto Político para la Convivencia" se ha convertido en un documento "recurrente", que se utilizará "siempre que se quiera realizar una propuesta de normalización política para Euskadi". Además, advirtió de que Euskadi "defiende de forma nítida y mayoritaria" la capacidad de decidir y que ésta "volverá siempre, de forma recurrente, cada vez que se aborde un futuro de convivencia para Euskadi".

En un artículo de opinión titulado "Lehendakari Ibarretxe, maite zaitugu (Lehendakari Ibarretxe, te queremos)", publicado en el diario Deia, el dirigente jeltzale recordó las negociaciones para la renovación del Concierto económico para 1997, en las que Ibarretxe encabezó la delegación vasca. A su juicio, entonces "se fajó como en los grandes momentos" y se logró "un acuerdo histórico".

En su opinión, aquel suceso resume la "personalidad y carácter" del anterior lehendakari, "un hombre técnicamente preparado, apasionado por su responsabilidad pública, abierto a la negociación franca y al diálogo, entregado a Euskadi y a sus ciudadanos". "Y sobre todo un hombre con visión de futuro, con la ambición de un futuro mejor para Euskadi", agregó.

A su juicio, aquel episodio "lo hemos visto repetido año tras año, en todas sus iniciativas y propuestas" y gracias a esta actitud, "hoy Euskadi es más moderna, más avanzada, está más desarrollada". "Y esto es gracias al autogobierno, gracias al Concierto, gracias a personas como Ibarretxe, que creen en Euskadi, que creen en los vascos y vascas, que creen en nuestro futuro", defendió

Urkullu consideró que ahora, en 2009, "en el marco de esta dura crisis mundial", la situación económica de Euskadi "es su mejor aval". "Ahora que los socialistas se encuentran ante el vértigo de tener que gobernar desde una posición de debilidad y dependencia, se han visto en la necesidad de reconocer que la gestión económica y de la Administración ha sido positiva", aseguró.

Para el presidente del PNV, "más de un año después de tratar Rodríguez Zapatero de ocultar la realidad tras eufemismos como desaceleración", el Gobierno socialista comienza a adoptar medidas, "y no hace sino aplicar el Modelo Ibarretxe". Advirtió, sin embargo, de que, "en el primer punto no pueden hacerlo, porque han llevado el déficit al límite y no cuentan con reservas".

En lo referente a la segunda propuesta defendida por Ibarretxe, "proponen ahora la innovación como herramienta del progreso empresarial, cuando aquí llevamos ya casi dos años trabajando juntos en Innobasque" mientras que el tercer punto, el de "agilizar e impulsar la inversión pública", Euskadi "hace un año" que lo puso en marcha.

"Euskadi no ha avanzado por inercia o por generación espontánea. Estamos mejor porque hemos contado también con un lehendakari que ha sabido afrontar los retos reales de este país, que ha sabido confiar en la iniciativa pública y en la privada, que ha sabido gestionar en tiempos de bonanza, lo que permite ahora invertir en tiempos de dificultades", defendió.

ACCIÓN INSTITUCIONAL Y POLÍTICA

En lo referente a "la acción institucional y política" Urkullu aseguró que Ibarretxe "ha actuado con transparencia y determinación" en sede parlamentaria. "El lehendakari ha propuesto un paso adelante, consciente de que la paz y la normalización política requieren el compromiso y las propuestas de las fuerzas políticas y los responsables públicos", afirmó.

En este sentido, defendió el Nuevo Estatuto Político para la convivencia como "un documento para el acuerdo, muy bien pensado, muy bien elaborado". "Le cambiarán de nombre, alterarán su orden, lo podrán maquillar, pero en su contenido será un documento recurrente, un documento que se utilizará siempre que se quiera realizar una propuesta de normalización política para Euskadi", precisó.

También consideró que "el procedimiento seguido por el lehendakari para su propuesta fue impecable" ya que "se presentó donde debe hacerse, en el Parlamento vasco, dando lugar a un debate político". Recordó que la Cámara vasca "lo aprobó y lo remitió al Congreso de los Diputados" y que "allí lo presentó el lehendakari Ibarretxe en una sesión histórica en la que representó el sentir mayoritario de la sociedad vasca".

"Lo que ocurrió es incomprensible, el documento no se admitió a trámite, rechazándose en la misma sesión. No se dio ni siquiera la oportunidad a la propuesta, al debate, al intercambio. Se negó y punto", lamentó.

A juicio de Urkullu, "en la práctica" se negó "la capacidad de decidir de la sociedad vasca", algo que "Euskadi defiende de forma nítida y mayoritaria" y que "volverá siempre, de forma recurrente, cada vez que se aborde un futuro de convivencia para Euskadi".

Para Urkullu, el ex mandatario vasco deja un "doble legado", tanto "una situación económica sólida" y "una gestión saneada, preparada para afrontar la crisis con éxito" como "una propuesta política sobre la mesa, aprobada por la mayoría del Parlamento vasco".

"Podrá haber otras, pero tendrán que ser elaboradas, presentadas, debatidas, tramitadas y aprobadas. Hasta la fecha, desde luego el único que ha cumplido con este compromiso de forma abierta y transparente ha sido Ibarretxe y los partidos que lo apoyaban", agregó.

En su opinión, la sociedad vasca ha reconocido su labor y por eso "le ha otorgado su confianza y su respaldo nítido por cuarta vez, con tanta claridad y diferencia como las tres anteriores".

Precisó que, sin embargo "ha habido un cambio, una aplicación radical de la Ley de Partidos que ha condicionado la representación en la Cámara vasca" y se ha producido "la unión de socialistas y populares, que apoyados en esta circunstancia excepcional, han olvidado todas sus diferencias y se han unido". "Con un único objetivo, desalojar al nacionalismo del Gobierno vasco. Y lo han conseguido", dijo.

Por último, Urkullu transmitió su afecto a Ibarretxe "ahora" que "se inicia una nueva etapa" y "emprende un nuevo camino" retirado de "la actividad política".