Vascas.- Basagoiti se compromete a reducir en cuatro años las ejecución de la 'Y vasca' e inaugurarla "en 2013"

Denuncia que el Gobierno vasco "veta" la entrada a las obras del TAV a su partido cuando es un terreno "de todos los ciudadanos" ORDIZIA (GIPUZKOA), 13 (EUROPA PRESS) El presidente del PP vasco y candidato de esta formación a lehendakari, Antonio Basagoiti, se comprometió hoy, si gana las elecciones, a reducir "en cuatro años" el plazo de ejecución de las obras del Tren de Alta Velocidad (TAV) e inaugurar esta infraestructura "en 2013", poniendo en marcha medidas como "duplicar la inversión para dinamizar la economía" y "andar sin miramientos" ante quien "quiere frenar estas obras", en referencia a ETA. Basagoiti visitó, junto a la cabeza de lista del PP por Gipuzkoa, Arantza Quiroga, la localidad guipuzcoana de Ordizia, donde trató de comprobar la situación en la que se encuentra las obras del TAV, algo que no pudo hacer porque, denunció, el Gobierno vasco "vetó" su acceso a las mismas a pesar de que se trata de "un terreno de todos los ciudadanos vascos". El candidato de los populares aseguró que a su partido "no lo va a frenar nadie, ni un Gobierno sectario, ni alguien que gestiona mal los asuntos públicos y se cree que son suyos". Además, señaló que, en caso de ser lehendakari, "dejará pasar a Juan José Ibarretxe a las obras del TAV y a los sitios públicos, como debe ser". También prometió que si logra ocupar la Lehendakaritza adelantará las obras de la 'Y vasca' "cuatro años", porque "es importante que haya empleo, que nos conectemos con España y Europa de manera eficaz y rápida, y que los proyectos que están previstos en Euskadi se acaben haciendo". A su juicio, el TAV "es un proyecto de futuro esencial" y la inversión "más importante que tiene el País Vasco en los próximos años" que, "debido a la ineficacia del PNV y del PSOE, va a baja velocidad". "SITUACION GRAVE" Por su parte, Quiroga exigió "eficacia" en la ejecución de las obras de TAV que, a su juicio, se encuentra "en una situación grave debido a la recesión" porque "es fundamental para el futuro del País Vasco y de Gipuzkoa". "Es un proyecto importantísimo que se está retrasando por la incapacidad de PNV y PSOE y la amenaza de ETA", reiteró, y apuntó que los guipuzcoanos no pueden permitir que estas obras "se conviertan en un 'Leitzaran 2', en el que el PNV ceda al chantaje de ETA a cambio de poder y se modifique el trazado".