Vascas.- Ibarretxe promete duplicar las ayudas a la familia, con subvenciones por hijo y para conciliar la vida laboral

El candidato del PNV se compromete a presentar una Ley vasca de Violencia contra la mujer y anuncia una campaña "a escala humana" BILBAO, 13 (EUROPA PRESS) El lehendakari y candidato a la reelección por el PNV, Juan José Ibarretxe, prometió hoy que, de resultar elegido de nuevo para el cargo, duplicará las ayudas a la familia durante la próxima legislatura, aumentando las subvenciones por hijo, las que estimulan la conciliación de la vida laboral y familiar y las plazas escolares de 0-3 años, de forma que cubran toda la demanda existente. En un mitin celebrado en la localidad vizcaína de Sestao para presentar las políticas de apoyo a la familia, Ibarretxe también prometió la elaboración de una Ley vasca de Violencia contra la Mujer. El candidato jeltzale aseguró, ante los congregados, que su formación realizará una campaña electoral "a escala humana". En el acto, convocado para presentar parte de las políticas sociales del PNV, Ibarretxe estuvo precedido en la palabra por la parlamentaria vasca y concejal del municipio, Leire Corrales. APOYO A LA FAMILIA Dentro de la política de apoyo a la familia, puesto que esta institución es "núcleo fundamental para la cohesión en este país", destacó que el Gobierno vasco ha tomado decisiones que han ubicado a Euskadi como la primera comunidad del Estado en cuanto a políticas de familia. Sin embargo, rechazó comportarse de forma "conformista" porque "no puede ser consuelo ser la comunidad a la vanguardia" y poder decir "con orgullo" que Euskadi lidera las clasificaciones en ayudas complementarias por el nacimiento de hijo, en deducciones fiscales, en programas de conciliación de la vida familiar y laboral o los programas de escolarización de cero a tres años. Ibarretxe explicó que su partido mantiene un "compromiso" con la familia, lo que implica "un compromiso con toda la sociedad vasca" que le llevó a prometer que se duplicarán las ayudas a la familia durante la próxima legislatura. Para duplicar estas ayudas, señaló, se ampliarán progresivamente las de nacimiento, ya que las del primer hijo llegarán hasta los dos años, para el segundo hasta los seis años y para el tercero y siguiente hasta los diez años (que ahora son hasta uno, cuatro y seis años respectivamente). Las ayudas a la familia también lograrán doblarse, dijo, aumentando las partidas para la conciliación de la vida laboral y familiar: para excedencia, reducción de jornada, para contratar personal que cuide de los hijos, para favorecer el teletrabajo (con un "programa especial") y para flexibilizar los horarios laborales y educativos (objetivo que "se promoverá con empresarios y sindicatos"). En tercer lugar, el aumento del apoyo las familias también cuenta con la promesa de garantizar al cien por cien la demanda de escolarización de la educación de cero a tres años, después de haberlo logrado en el nivel de dos a tres años. POLITICAS DE IGUALDAD El programa de gobierno jeltzale, aseguró, también se centrará en las políticas de igualdad, puesto que la incorporación de la mujer a la vida pública ha sido "la más provechosa revolución" que ha registrado Euskadi en los últimos años. Para Ibarretxe, es preciso incorporar "con fuerza y determinación" a las mujeres a los puestos ejecutivos de la política y de la economía, porque esta medida permitirá ayudar "a salir de la crisis los primeros". "Queremos estar entre los cinco primeros países del mundo en desarrollo del compromiso con la igualdad que establece Naciones Unidas", agregó. En este sentido, tras reconocer que "en España las diferencias son más grandes" y que esto "no es consuelo", abogó por reducir las diferencias de sueldo entre hombres y mujeres mediante lo que denominó como pacto social para avanzar en la igualdad retributiva. Dentro de las acciones de igualdad, tras el recientemente presentado segundo Acuerdo Interinstitucional de Lucha contra la Violencia contra las Mujeres que "nos hace más grandes como país", prometió para la próxima legislatura una Ley de Víctimas de la Violencia contra las Mujeres para "erradicar esa lacra social de Euskadi". También agregó que se hace necesario trabajar más en el ámbito educativo, donde "es fundamental desterrar entre todos los roles y estereotipos aún existentes" que "sitúan a la mujer en inferioridad de condiciones". "LOS PROBLEMAS DE LA GENTE" Ibarretxe se mostró "convencido" de la necesidad de "hacer política a escala humana". "Hay que hacer campaña a escala humana", insistió. Según explicó, esto se debe a que "la escala humana va a ser la reina de la política y de la sociedad en los próximos tiempos" y los partidos que la desarrollen recibirán la "confianza" de los votantes. "No se trata de grandes discursos de laboratorio; se trata de conocer los problemas de los hombres y mujeres y tratar de resolverlos. No siempre acertaremos, no siempre acertaremos, pero habrá que intentarlo, sin miedo al fracaso", añadió. En este sentido, destacó que su "obsesión" será atender los problemas de la sociedad y buscar "ideas" para solucionarlos. "Acercarnos a la gente, respirar a su lado", aseguró. A su juicio, en épocas de crisis como la actual "se sufre pero también se aprende", puesto que la situación económica que vivimos ofrece "oportunidades" y saldrán adelante "antes que el resto" los países, empresas o familias "que miren por sus miembros, que miren por su comunidad, que se acerquen a la problemática". "Las personas son el corazón de nuestro proyecto. Si algún día perdemos esto de vista, la sociedad vasca también nos perderá a nosotros de vista", agregó.