Zabaleta dice que PSE "encontrará la mano" de Aralar si busca "acuerdos progresistas, euskaltzales y democráticos"

Cree que son necesarias en materia de pacificación "bases diferentes" a anteriores procesos, la primera "el alto el fuego unilateral"

BILBAO, 15 (EUROPA PRESS)

El coordinador de Aralar, Patxi Zabaleta, aseguró hoy que el PSE "encontrará la palabra y la mano" de su formación si busca "acuerdos progresistas, euskaltzales y democráticos", y auguró que el nuevo Gobierno liderado por Patxi López, "atrapado en las redes del PP", agotará la legislatura. Asimismo, consideró necesario "dar nuevos pasos" en materia de pacificación e insistió en que "el proceso debe tener bases diferentes", la primera de ellas "el alto el fuego unilateral y sin condiciones" de ETA.

En una entrevista concedida a Bizkaia Irratia, el dirigente de Aralar explicó que su partido está abierto al diálogo con el PSE-EE y con cualquier otra formación, "porque ésa es la cultura política de la izquierda abertzale política". No obstante, advirtió de que, para alcanzar acuerdos, es preciso que se cumplan determinados requisitos.

De esta manera, indicó que, "cuando el Partido Socialista busque acuerdos progresistas, con contenidos realmente socialistas, euskaltzales y democráticos, encontrará la palabra y la mano de Aralar".

Zabaleta subrayó que Aralar "no está supeditado ni condicionado por nadie". "Somos libres y actuaremos en base a lo que sea mejor para la ciudadanía", añadió el dirigente abertzale, que se mostró dispuesto, en la actual situación, "adoptar medidas a favor de paliar los efectos de la crisis y que ayuden a las personas desempleadas y más necesitadas".

A su entender, el secretario general del PSE, Patxi López, "está atrapado en las redes del PP". Según explicó, "el mejor ejemplo de ello se da en Navarra. En Navarra el Partido Socialista no hace política, y toda la política la marca UPN que es de extrema derecha. Y la política que hace UPN es frentista".

En esta línea, denunció que el PSE ha dejado "a un lado" las propuestas que promovía en campaña electoral. De este modo, consideró que, a pesar de que "decía que llevaría adelante una política transversal, no hará nada de eso". A su entender, el PSE "se ha quedado totalmente desfigurado" y Patxi López "no es más que un rehén del PP".

En cualquier caso, opinó que el nuevo ejecutivo vasco agotará la legislatura y auguró que, "una vez conseguida la Lehendakaritza, el objetivo prioritario de López será mantenerse en la misma, y tendrá en sus manos las condiciones para mantenerse en el cargo". "Para que otra opción tenga más votos sólo se puede dar si se cumple una hipótesis: el que se unan el PNV y el PP. A día de hoy, parece imposible que esa condición se cumpla", apuntó.

"DESORIENTACIÓN" DE ZAPATERO

Asimismo, señaló que, a su entender, la pérdida de apoyos del PSOE en el Congreso no responde al acuerdo logrado por el PSE-EE y el PP en Euskadi, sino que "lo que más afecta a Zapatero en Madrid es la desorientación y falta de profundidad de su política que ha carecido de concreción y que en los momentos más duros se ha lanzado a las manos de la extrema derecha".

En este sentido, censuró que el presidente del Gobierno "está haciendo lo que promulgaba el PP hace cuatro años" y advirtió de que "las consecuencias de ello son lo que están dando las encuestas, que en las elecciones europeas va a perder".

NUEVOS PASOS PARA LA PAZ

En materia de pacificación, Zabaleta consideró necesario "dar unos nuevos pasos adelante" y advirtió de que "repetir" los procesos anteriores no es "lo adecuado" porque "han fracasado".

"No estamos de acuerdo -explicó- con lo que dicen desde la otra sensibilidad de la izquierda abertzale, pero tampoco estamos de acuerdo con los rumores que provienen de Egiguren y otros. No son verdad porque si lo fuesen ya darían sus frutos. ¿Qué ponen de nuevo sobre la mesa que no pusiesen antes? Nada".

De este modo, cuestionó que, "si antes estuvieron sobre la mesa todas las piezas del puzzle y no se consiguió una solución conjunta, por qué ahora sí".

En su opinión, el proceso de paz debería "tener unas bases diferentes" y su "primer paso" debe ser "el alto el fuego unilateral y sin condiciones ni contraprestaciones" por parte de ETA porque "eso es lo que necesita el mundo abertzale, el futuro de Euskal Herria y la propia izquierda abertzale en la que nos encontramos".