Las madres inmigrantes que lleven menos de dos años en España recibirán el 'cheque-bebé'

Las madres inmigrantes que lleven menos de dos años en España recibirán el 'cheque-bebé'

Las madres inmigrantes que lleven menos de dos años en España recibirán el 'cheque-bebé'

MADRID, 31 (EUROPA PRESS) Todos los grupos del Congreso de los Diputados apoyaron hoy la toma en consideración de una una proposición de ley del PP para ampliar el 'cheque-bebé' a las madres extranjeras con menos de dos años de residencia legal en España. El escrito de los 'populares', recogido por Europa Press, quiere acabar con la "discriminación" de la actual normativa, que establece que la mujer extranjera debe llevar residiendo "de forma legal, efectiva y continuada en territorio español durante al menos los dos años inmediatamente anteriores al hecho del nacimiento o la adopción" para poder recibir los 2.500 euros. Frente a esta situación, el PP propone que estas madres puedan acogerse a la prestación siempre que su pareja cumpla el requisito de los dos años de residencia legal en nuestro país, de manera que se eliminen "las desigualdades que se producen en la actualidad y que afectan a unas 30.000 familias". SÍ LA RECIBEN LOS PADRES INMIGRANTES "No es de recibo que no se pueda beneficiar una pareja compuesta por un padre español y una madre extranjera que no cumpla dos años de residencia legal en España y que sí puedan cobrar la ayuda las parejas formadas por una madre española y un padre extranjero que no cumpla dicho requisito", señaló la portavoz del PP, Lourdes Méndez, encargada de defender la iniciativa. La diputada 'popular' destacó que con la actual normativa el Gobierno está incumpliendo su promesa de hacer esta ayuda "universal" y recordó que el Ejecutivo vetó en dos ocasiones dos iniciativas de ICV en las que se solicitaba esta modificación, así como esta proposición de ley del PP, que el Gobierno en un principio impidió tramitar. Sin embargo, la portavoz del PSOE, Soledad Pérez, criticó "la incongruencia, el oportunismo y el filibusterismo parlamentario" del principal partido de la oposición, que quiere modificar una ley en cuya votación se abstuvo. "Con absoluto cinismo y mucha cara dura, el PP se autoproclama defensor de una Ley que en su momento no apoyó y que calificó de medida próxima a las que se toman en zonas caribeñas", aseguró Pérez, quien agregó que la presidenta de la Comunidad de Madrid ha recortado "la rácana prestación por nacimiento o adopción de 100 euros que tenía establecida". TRATABA DE EVITAR LOS FRAUDES Además, la diputada socialista recalcó que ningún grupo propuso ninguna enmienda sobre este punto durante la tramitación de la ley y añadió que el Gobierno redactó la ley de ese manera para evitar un "efecto llamada" y que las mujeres extranjeras vengan a España a dar a luz para recibir los 2.500 euros, lo que supondría un fraude de ley. En cualquier caso, el PSOE apoyó la tramitación del texto del PP y destacó que cerca de un millón de familias se han beneficiado de esta subvención. Por su parte, el portavoz de ICV, Joan Herrera, reivindicó la autoría de la iniciativa para ampliar el 'cheque-bebé' y dijo que la redacción actual de la ley "es insólita y no tiene sentido alguno". "Es hora de poner en orden a una mala ley. La ayuda se debe asociar al recién nacido y no la madre", agregó. También pidió que las madres españolas que dan a luz fuera de España por motivos laborales, personales o de ocio reciban la ayuda. Por parte del PNV, el diputado Pedro Azpiazu dijo que "no es comprensible la discriminación que existe hacia estas parejas heterosexuales", mientras que Carles Campuzano (CiU) reclamó que todos los grupos consensúen las políticas de familia "para que tengan estabilidad en el tiempo", lo que traería numerosos beneficios -apuntó- como el aumento de la tasa de fecundidad española. Los grupos parlamentarios de PNV, ICV, UPyD y Na-Bai coincidieron en que la ayuda no puede ser la misma para todas las familias y que se debe calcular en función de los ingresos de cada una. "No puede ser que el consejero delegado de una empresa tenga una ayuda de 2.500 y la asistenta que trabaje en su casa o la última becaria tengan la misma prestación", dijo Rosa Díez (UPyD).