Líder del MST acusa a Lula de minimizar la crisis por intereses electorales

  • Brasilia, 8 abr (EFE).- João Pedro Stedile, líder del Movimiento Sin Tierra (MST) de Brasil, acusó hoy al Gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva de intentar minimizar la crisis global, en función de las elecciones presidenciales que se celebrarán el año próximo.

Líder del MST acusa a Lula de minimizar la crisis por intereses electorales

Líder del MST acusa a Lula de minimizar la crisis por intereses electorales

Brasilia, 8 abr (EFE).- João Pedro Stedile, líder del Movimiento Sin Tierra (MST) de Brasil, acusó hoy al Gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva de intentar minimizar la crisis global, en función de las elecciones presidenciales que se celebrarán el año próximo.

"El Gobierno tiene miedo de entrar de lleno en el debate sobre la crisis, porque teme repercusiones electorales", declaró Stedile en una entrevista con la Agencia Brasil (oficial).

Stedile, antiguo compañero de luchas de Lula, criticó el optimismo con que el presidente se refiere a la crisis, que -según el dirigente campesino- "está instalada en la economía capitalista y va a golpear a todo el mundo, pues es profunda y no solo de producción".

El líder del MST, organización que acaba de cumplir 25 años, vaticinó que la crisis "abarcará aspectos sociales, ambientales, políticos e inclusive los propios paradigmas del capitalismo".

Apuntó que en los movimientos sociales brasileños "existe mucha preocupación", porque el Gobierno no patrocina un "debate abierto" sobre la crisis.

Stedile consideró que el actual es "el peor de los escenarios", pues "es simplemente asistir por televisión a la interpretación que el Gobierno o los capitalistas" hacen de la crisis.

"Es evidente que los capitalistas van a salir de la crisis lo más rápido posible y más ricos" y que "para eso presionarán el Estado para que les transfiera dinero público", indicó Stelide sobre un fenómeno que, en su opinión, ya está ocurriendo en Brasil.

Aunque le reconoce "buenas intenciones", afirmó que el Gobierno ha liberado dinero para el sistema financiero, pero criticó que la banca, con esos recursos, ha comprado títulos públicos, lo que en el fondo representa "un préstamo al Estado, pero con intereses del 12 por ciento anual" que van para los banqueros, apuntó.

También indicó que existen empresas que "aprovechan la crisis para reorganizar su proceso productivo" y citó el caso concreto de la siderúrgica Vale, una de las mayores del mundo, que el año pasado "anunció ganancias de 20.000 millones de reales (unos 9.000 millones de dólares) y ha despedido a 2.000 operarios".

Debido a los comicios del año próximo, en los que será elegido el sucesor de Lula, Stédile pronosticó que el Gobierno "seguirá diciendo todo el tiempo que el león es manso" y que es preciso tener "calma", cuando en realidad la crisis "aumentará la explotación de los trabajadores y el desempleo".

Hasta ahora, la crisis ha dejado en la calle a más de 700.000 brasileños y tiene a la economía nacional al borde de la recesión.

Ese panorama económico ha impactado en la popularidad de Lula, que si bien se mantiene en un elevado 60 por ciento, ha perdido unos 10 puntos porcentuales en lo que va de este año, según sondeos de opinión difundidos en las últimas semanas.