'Lula' pide que Clinton visite Venezuela y Bolivia para mejorar las relaciones

PUERTO ESPAÑA, 18 (Reuters/EP)

El presidente de Brasil, Luis Inázio 'Lula' da Silva, recomendó hoy a su homólogo de Estados Unidos, Barack Obama, que prepare una visita de la secretaria de Estado, Hillary Clinton, a Venezuela y Bolivia, para propiciar una rápida mejoría de las deterioradas relaciones de Washington con esos países.

'Lula' planteó esta cuestión durante una reunión de los doce mandatarios de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) con Obama celebrada en los márgenes de la V Cumbre de las Américas, en Trinidad y Tobago, según explicó el ministro de Asuntos Exteriores de Brasil, Celso Amorim.

Los gobiernos de izquierda de Venezuela y Bolivia han mantenido duros enfrentamientos verbales con Washington y el año pasado ordenaron la expulsión del embajador estadounidense de cada una de sus capitales.

"El presidente Lula ha sugerido que tal vez la secretaria de Estado (Hillary Clinton) u otro funcionario de Estados Unidos podría visitar alguno de estos países" para superar los "malentendidos", dijo Amorim.

En la cumbre de Trinidad y Tobago, que concluye mañana domingo, el presidente de Venezuela manifestó su esperanza de una recomposición de las relaciones de su país con Washington tras intercambiar gestos amistosos con Obama.

'Lula' "cree firmemente que la elección del presidente Obama es una oportunidad única de mejorar las relaciones entre América Latina y Estados Unidos", dijo Amorim. "Esa oportunidad que no se puede perder", agregó.

La reunión entre Obama y los presidentes de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) permitió a los jefes de Estado colocar "sus posiciones, eventualmente quejas", sobre "el comportamiento de la diplomacia americana en situaciones específicas" del pasado, reveló Amorim.

El encuentro entre Obama y los líderes de Unasur sirvió para abordar una agenda común y una cooperación más fuerte entre Estados Unidos y Sudamérica, dejando atrás una etapa tumultuosa en la relación, marcada por el desencanto con las políticas del antecesor de Obama en la presidencia, George W. Bush.

EMBARGO

Los presidentes sudamericanos reiteraron a Obama su petición de que se levante el bloqueo impuesto por Washington a Cuba y varios de ellos hicieron referencias a la necesidad de que Estados Unidos facilite la llegada de más recursos para enfrentar con éxito la crisis económica.

Alan García, presidente de Perú, expresó que Sudamérica no llegó al encuentro "con una posición mendicante", aunque recalcó que la región está fuertemente vinculada a la economía de Estados Unidos y es importante para su recuperación.

Obama, por su parte, manifestó su interés en ayudar a la región en la lucha contra la pobreza, y la presidente de Chile, Michelle Bachelet, propuso que un representante estadounidense participe de un encuentro de dirigentes latinoamericanos y caribeños previsto para junio.

El presidente de Estados Unidos mostró "una gran capacidad de escuchar y reflexionar sobre lo que escucha", dijo Amorim, quien saludó también las recientes medidas de Obama de relajar el embargo sobre Cuba. "Fue un pequeño paso en la dirección correcta", expresó.

"Fue una reunión muy positiva, en la que el presidente Obama pidió que nuestras peticiones sean coherentes", dijo sobre el encuentro la presidente de Argentina, Cristina Fernández.