Obama comienza una gira para buscar un nuevo acercamiento a América Latina

  • Washington, 15 abr (EFE).- El presidente de EE.UU., Barack Obama, parte mañana hacia México para su primera gira por América Latina, en la que buscará un nuevo acercamiento a esos países y manifestará su deseo de cooperar con ellos.

Obama comienza una gira para buscar un nuevo acercamiento a América Latina

Obama comienza una gira para buscar un nuevo acercamiento a América Latina

Washington, 15 abr (EFE).- El presidente de EE.UU., Barack Obama, parte mañana hacia México para su primera gira por América Latina, en la que buscará un nuevo acercamiento a esos países y manifestará su deseo de cooperar con ellos.

La gira de dos días a México y tres a Trinidad y Tobago, para participar en la V Cumbre de las Américas, llega tras una cuidadosa preparación, que ha llevado a Obama a reunirse ya antes de su toma de posesión con el presidente mexicano, Felipe Calderón, y a continuación con el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva.

Además, otros miembros de su Gobierno, como el vicepresidente Joe Biden o la secretaria de Estado, Hillary Clinton, ya se han desplazado a la región.

Según el ex subsecretario de Estado para América Latina Peter de Shazo, Obama "ha tenido un buen comienzo" en la región gracias a esos contactos, que considera "una concentración extraordinaria en un área que no había recibido mucha atención" durante el mandato de George W. Bush.

El director de la Casa Blanca para la Cumbre de las Américas, Jeff Davidow, asegura que la gira forma parte de un proceso para "reconectar" con América Latina.

Tanto la etapa en México como la cumbre en Trinidad darán a Obama "la oportunidad de reunirse con todos los jefes de Estado, escucharles, intercambiar puntos de vista y marcharse con nuevas ideas, tanto las que desarrolle como las que haya oído", explicó Davidow.

Durante su estancia en México DF, que será su primera parada en América Latina como presidente, Obama tiene previsto reunirse con su par mexicano durante cerca de dos horas, primero a solas y después rodeados de sus asesores, antes de ofrecer una rueda de prensa.

En esa reunión, los dos gobernantes abordarán asuntos como la violencia procedente del narcotráfico y cómo colaborar para combatirla.

También analizarán el comercio, después de que el Congreso de Estados Unidos suspendiera el programa para la circulación de camiones mexicanos por territorio estadounidense y que México, como respuesta, impusiera aranceles a una serie de productos estadounidenses.

Según la Casa Blanca, verán también cuestiones relacionadas con la energía y el cambio climático.

El "número dos" del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Denis McDonough, indicó que la visita a México tiene como objeto "enviar una señal muy clara" a ese Gobierno no sólo acerca de la "admiración" de Obama por sus esfuerzos en combatir el narcotráfico sino también del interés en profundizar la relación bilateral.

Tras la reunión y la rueda de prensa, Obama asistirá a una cena que le ofrecerán sus anfitriones mexicanos, antes de partir la mañana siguiente hacia Trinidad.

En la cumbre de Puerto España, el asunto principal será la economía, la gran preocupación de los países latinoamericanos, y evitar que se repita otra "década perdida" similar a la que la región vivió en los años ochenta.

La cooperación en materia de energía y lucha contra el cambio climático, y la seguridad pública serán otros asuntos que dominarán la reunión.

En el encuentro de Trinidad, Obama, el presidente estadounidense más popular en América Latina en los últimos tiempos, será la gran estrella, con quien todos los líderes querrán conversar.

Hasta el momento, la Casa Blanca no ha indicado qué reuniones bilaterales mantendrá el presidente.

El principal asesor de la Casa Blanca para América Latina, Dan Restrepo, asegura que lo que Obama quiere es abordar "de manera pragmática" la forja de alianzas "dinámicas" y alcanzar "soluciones flexibles, no una que sirva para todos".

Obama, promete Restrepo, presentará ideas, pero también "escuchará y aprenderá".

Por el momento, ha ganado puntos ante los líderes latinoamericanos tras su decisión esta semana de levantar las restricciones a los viajes y el envío de dinero a Cuba de los estadounidenses con familiares en ese país.

El asunto de Cuba, la gran ausente en la reunión como único país de la región no integrado en la OEA, no figura en la agenda pero saldrá a relucir y los líderes ya habían pedido a Obama una suavización de las medidas.

Pero para ganarse a los líderes, según Peter Hakim, del Diálogo Interamericano, Obama tendrá que hacer más. "Ha sacado la pelota del búnker de arena, la ha devuelto al campo y quizás la lleve al green; pero en esta cumbre no va a meter la pelota en el hoyo".