A afronta las reuniones con Junta con la voluntad de llegar a acuerdos y planteará su plan de reformas ante la crisis

Afirma que la contestación de Arenas a las 41 medidas de Griñán ha sido el Plan de reformas urgentes contra la crisis, con cien medidas

SEVILLA, 11 (EUROPA PRESS)

El PP-A anunció hoy que afronta, a partir de mañana, las nuevas reuniones con la Consejería de Economía y Hacienda con el "mejor espíritu" y con la voluntad de llegar a acuerdos para afrontar la crisis económica y al paro, mientras anunció que pondrá encima de la mesa su Plan de reformas urgentes contra la crisis, que consta de cien medidas y que viene a ser el texto alternativo al documento que la Junta entregó a los partidos en la última reunión que mantuvieron, que fue anterior a los cambios en el Ejecutivo autonómico.

El secretario general del PP-A, Antonio Sanz, que acudirá mañana, junto a la portavoz del grupo popular en el Parlamento, Esperanza Oña, a la reunión con la consejera de Economía y Hacienda, Carmen Martínez Aguayo, indicó en rueda de prensa que su partido no se va a levantar de ninguna de estas convocatorias de la Junta porque tiene la intención de dialogar "hasta la extenuación", con el objetivo de que cuanto antes y de manera urgente se pueda cerrar un acuerdo.

"Vamos con toda la voluntad de llegar a acuerdo, con el mejor espíritu y con la maleta llena de propuestas", apuntó Antonio Sanz, quien estimó que será imposible cerrar un acuerdo si no se plantea ninguna reforma para hacer frente a la crisis económica y al paro. Además, defendió que este tipo de reuniones sean siempre al "máximo nivel", esto es, que a todas ellas asista la consejera.

Respecto al hecho de que el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, manifestara que todavía está esperando que el PP-A le responda a sus 41 medidas y 5.000 millones frente a la crisis, Antonio Sanz indicó que ya ha obtenido respuesta a través de la carta que el presidente del PP-A, Javier Arenas, le remitió la pasada semana y que iba acompañada del Plan de reformas urgentes contra la crisis, compuesto por cien medidas, que los populares han elaborado.

"No puede decir que no se le ha contestado", dijo el dirigente del PP-A, para quien el "problema" de la propuestas de la Junta es que son un "baúl repleto de incumplimientos, que vuelven a resucitar por la crisis". Agregó que muchas de las medidas ni siquiera tienen nada que ver con la crisis económica ni vienen a cuento, llegándola a calificar de "ridículas", como las referidas a planes de optimización energética en las corporaciones locales.

"Se trata de propuestas muy débiles, insuficientes y muy alejadas de las soluciones que se necesitan", dijo Sanz, para quien será "imposible alcanzar acuerdos para solucionar la crisis si no se plantean reformas" y una clara política de austeridad, además de aplicar una bajada de impuestos.

El dirigente del PP-A calificó de "insultante" que Griñán haya tenido la "ocurrencia de decir que las medidas de austeridad se van a aplicar al final de la legislatura". Esto evidencia que ha tardado quince días en "derrumbar" su discurso de investidura y sus compromisos sobre la austeridad.

Sanz insistió en que el PP acudirá a las nuevas reuniones con la Juta con la voluntad positiva de llegar a acuerdos y confió en que haya "apertura de miras" por parte del Ejecutivo "para dialogar sobre las medidas que planteamos los otros partidos".