Anasagasti asegura que López se ha "humillado" ante un PP que sigue "glorificando la Guerra Civil"

MADRID, 8 (EUROPA PRESS)

El senador del PNV Iñaki Anasagasti acusó hoy al nuevo lehendakari, Patxi López, de haberse "humillado" ante un PP que, a su juicio, sigue "glorificando la Guerra Civil". Además, carga contra el presidente cántabro, Miguel Ángel Revilla, y "otros furibundos antinacionalistas" que asistieron al nombramiento de López como jefe del Ejecutivo vasco.

En un artículo de su espacio personal de Internet, que recoge Europa Press, Anasagasti confiesa que se alegra de no haber asistido ayer a la Casa de Juntas de Guernica, donde tuvo lugar la promesa presidencial, porque reconoce que le hubiera dado "un soponcio" ver que los socialistas vascos prefieran a Revilla que a los electos del PNV y comprobar cómo se cambian las tradiciones.

"Es muy fuerte ver a Revilla y a otros furibundos antinacionalistas en la Casa de Juntas como si estuvieran en el Palacio de Invierno, después de derrocar a los zares --sentencia--. Porque de eso hablan: de haber derrocado un régimen, cuando un régimen de los que ellos hablan nada tiene que ver con los diez años fructíferos y democráticos de Ibarretxe".

LA VASQUIDAD ES TAMBIÉN TRADICIÓN

Pero, además, el histórico dirigente nacionalista vasco critica que López haya roto las tradiciones del juramento de toma de posesión del cargo y haya prescindido de los símbolos religiosos. "Y luego se cabrean diciendo que ellos son tan vascos como los demás --se queja--. Pues sí, pero en esta ceremonia no se ha notado mucho. La vasquidad es también tradición y la misma se la han puesto de txapela porque no la sienten como suya".

Anasagasti vuelve a reprochar a los socialistas vascos que hayan "predicado transversalidad" y que garantizasen durante la campaña electoral que no pactarían con el PP, cuando ahora sólo están haciendo "frentismo".

A su juicio, los socialistas vascos han mentido en el armario "el buen talante y el buen rollito" de la España plural y respetuosa con las minorías echando mano de una Ley de Partidos que, en su opinión, "permite a la gente del PP seguir glorificando la Guerra Civil" y a otros les impide presentarse en los mismos sitios en los que dos años antes les habían dejado hacerlo, en referencia a la izquierda abertzale.