Arenas apuesta por una reforma legal en la que se revisen los beneficios penitenciarios

LUCENA (CÓRDOBA), 5 (EUROPA PRESS)

El presidente del PP-A, Javier Arenas, puso de manifiesto hoy la necesidad de llevar a cabo una reforma legal en la que se revisen los beneficios penitenciarios.

Arenas, que intervino hoy en Lucena (Córdoba) en la reunión del comité ejecutivo regional del PP-A, se refirió así a la pareja de etarras formada por Mikel Azurmendi y Maite Pedrosa que ha sido trasladada a la cárcel de Albolote (Granada) tras haber sido padres y contar esta prisión con un módulo en el que la terrorista podrá cuidar de su hija hasta que cumpla tres años.

Según Arenas, "los asesinos de Alberto Jiménez Becerril y su mujer Ascensión García no pueden tener privilegios y premios penitenciarios". Añadió que "cuando se adoptan decisiones por parte de los jueces siempre que provocan alarma social, tenemos un problema". A su juicio, "ese problema está o en la aplicación de la ley o en la propia ley".

Consideró que "las decisiones de la Justicia no deben provocar alarma social y desde luego privilegios o premios a los asesinos de Alberto y Ascensión provocan alarma social en toda España y especialmente en Andalucía".

De este modo, dijo que "hace falta que se estudie un cambio legal de esos posibles beneficios penitenciarios", que también quieren llevar a su debate a las instituciones parlamentarias.

Por otro lado, insistió en que llevarán al Parlamento el debate de la cadena perpetua , dejando claro que no quiere decir que haya que implantarla, sino que es completamente "cínico en hipócrita" negar la posibilidad de ese debate.

Manifestó que "ha llegado el momento de llevar este debate al Parlamento para decir que determinadas victimas, más vulnerables que el resto, necesitan una especial protección", refiriéndose con esto al caso de Marta del Castillo.

Subrayó que "hay que llevar este debate al Parlamento para decir que determinados delitos tienen que ver elevadas las penas", en casos que van contra la vida, contra la integridad física o delitos contra la libertad sexual. Desde su punto de vista, "ha llegado el momento de decir que determinados delitos requieren un cumplimiento íntegro de las penas sin ningún tipo de complejo".

De este modo, consideró que "España no es más democrática porque no tenga cadena perpetua", ya que hay países europeos que la tienen. Así, insistió en que ese debate lo van a llevar al Parlamento porque "reconforta a la familia el saber que la máxima institución que representa a todos los andaluces se ocupa de la tragedia que están viviendo".