Aznar: "Con el socialismo, España vuelve a liderar la Champions League, pero la del paro"

Asegura que la "cultura de la irresponsabilidad" ha sido el fundamento de la actuación política del Ejecutivo del PSOE

MADRID, 7 (EUROPA PRESS)

El ex jefe del Ejecutivo José María Aznar considera que los cincos años de socialismo han servido para convertir la "herencia económica envidiable" que España tenía en 2004 en "una pesadilla económica y social" y en una "auténtica recesión social de la España democrática". En su opinión, "la cultura de la irresponsabilidad ha sido el fundamento de la actuación política" del Ejecutivo del PSOE.

"España, de la mano del socialismo, vuelve a liderar la Champions League, pero la del paro. España, tras cinco años de Gobierno socialista, se ha convertido en la fábrica de parados de la UE", asegura Aznar en su libro 'España puede salir de la crisis' (editado por Planeta), que el próximo lunes presentarán en Madrid el cabeza de lista del PP, Jaime Mayor Oreja, y el diputado y ex presidente de Endesa, Manuel Pizarro.

En una obra cargada de duras críticas a los cinco años de gabinete de José Luis Rodríguez Zapatero, el presidente de honor del PP cree que se puede superar la situación económica pero recalca que es "imprescindible decir la verdad" como paso previo a hacer frente a cualquier crisis. No obstante, censura que "los funámbulos de la política" --en referencia al presidente del Gobierno-- hayan "fraguado sus volátiles triunfos en la engañosa venta de que las acciones no tienen consecuencias" y que "no pasarán factura".

Sin embargo, advierte que esa factura ya está "encima de la mesa" y "muestra bien a las claras que el fondo de la actual crisis es político". Por eso, dice que la salida a la crisis requerirá también un gran impulso político que recupere los valores "universales" de la libertad y la responsabilidad frente al "oportunismo" y la "ocultación".

EL "BUENISMO" DE "SER SIMPÁTICO Y QUEDAR BIEN".

Aznar afirma que en 2004 el "único proyecto" político del Ejecutivo del PSOE era "hacer todo lo contrario" de lo que habían hecho los gobiernos del PP y "en todos los campos". Además, le acusa de poner freno a las reformas económicas, eliminar los proyectos de cohesión nacional y regresar "al despilfarro", la subida de impuestos y el déficit público "descontrolado".

A su juicio, el socialismo "pretendidamente nuevo se convirtió en seguida en un ejercicio permanente de buenismo", que, según explica, significa "renunciar a la responsabilidad y, simplemente, ser simpático y quedar bien". "Millones de españoles comienza a abrir los ojos y a sufrir en sus propias carnes la abultada factura de ese buenismo irresponsable, que acaba recayendo sobre los cientos de miles de españoles que pierden su puesto de trabajo", insiste.

El presidente de FAES dedica la parte final de su libro a plantear recetas económicas que, a su entender, pueden sacar a España de la crisis económica, entre ellas una nueva agenda de reformas; austeridad; más incentivos, liberalización y competencia; y cohesión política.

En el marco de las reformas destaca la del mercado de trabajo que, según Aznar, debería tener como prioridad "desterrar el miedo a contratar por parte de los empresarios", cambiando la legislación laboral para que ningún empresario deje de contratar a alguien a quien necesita "a causa de la rigidez de la normativa laboral".