Basagoiti dice que el cambio llegará pronto a Álava y Getxo, y que lo hablará con López cuando asiente su Gobierno

Advierte que ETA no parará el cambio, pese las "informaciones complicadas" que han recibido sobre las intenciones de la banda

BILBAO, 17 (EUROPA PRESS)

El presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, afirmó hoy que el cambio llegará "pronto" a la Diputación de Álava y al Ayuntamiento de Getxo, y que lo hablará con el lehendakari, Patxi López, cuando asiente su Gobierno.

En una entrevista concedida a Europa Press, Basagoiti advirtió a ETA de que no parará el cambio, pese "las informaciones complicadas" que han recibido sobre las intenciones de la banda, y afirmó que los próximos serán meses "muy malos para ETA" porque "vamos a darles donde más les duele, en el dinero, en el altavoz y en la propaganda". En este sentido, aseguró que no se dará "ni agua" a la izquierda abertzale "porque se ha demostrado que se la acaba bebiendo ETA".

Además, destacó que el PP vasco estará "en otro plano distinto" del que están populares y el PSOE en el Estado, porque en Euskadi "nos jugamos la libertad", y afirmó que su partido y el PSE-EE forman "una pareja moderna, que cada uno vive en su casa", y que tiene "un ex", el PNV, "que no acepta la relación".

En referencia a la Diputación de Álava y el municipio de Getxo, insistió en que se trata de "dos lugares en Euskadi que los ciudadanos han votado con una mayoría absoluta y clara a favor de ese cambio", y apuntó que, si se cuentan los escaños del Parlamento vasco, "el territorio que más ha puesto por ese cambio es el alavés".

"Nosotros seguimos pensando lo que hemos pensado siempre y lo que ocurre es que éste es el momento en el que Patxi López, el Gobierno socialista, tiene que atender su labor, empezar a tomar decisiones, tiene que conformar su equipo y, después, hablaremos de esto. Pero no tengo ninguna duda de que el cambio llegará pronto a estas instituciones", manifestó.

Además, subrayó que los populares vascos apoyarán al Gobierno vasco en esta legislatura. "Vamos a mimarle, vamos a darle estabilidad y vamos a proponerle cuestiones que creemos imprescindibles para el desarrollo del país", aseveró, para precisar que su prioridad será la de "construir y ser muy responsable" para que "esto salga bien".

El líder del PP vasco destacó que las relaciones entre populares y socialistas vascos "no pueden estar sometidas a las dinámicas diarias entre el PSOE y el Partido Popular a nivel nacional". "Aquí no nos estamos jugando escaños ni unas miserias políticas ni una censura a un ministro, aquí nos estamos jugando libertades, convivencia y estabilidad. Por eso, en Euskadi vamos a estar en otro plano distinto al que están en el conjunto de España los dos grandes partidos", subrayó.

Sobre las declaraciones de los nacionalistas en las que han acusado a populares y socialistas que conformar "un frente españolista", manifestó que "se cree el ladrón que todos son de su condición".

"Los que han hecho realmente unos frentes tremendos han sido aquellos que vienen gobernando en los últimos tiempos, aquellos que fueron a firmar a Lizarra la exclusión política de los no nacionalistas, los que ponen encima de la mesa un plan que excluye a la mitad de la población que no está por la independencia y aquellos que han estado gobernando sólo para su identidad", dijo.

Por ello, aseguró que "la obligación del PP y del PSE-EE es fijarse mucho en lo que hizo el PNV de Ibarretxe" para repetir lo mismo. "Tenemos la obligación y la convicción de que, en este país, no se puede gobernar desde los frentes, desde la exclusión y desde la agresión a una parte de la población", insistió.

En este contexto, manifestó que "aquí no se trata de repetir los errores del nacionalismo con las lenguas en la educación, aquí no se trata de prohibir el euskera, se trata de fomentar las dos lenguas: el euskera y el castellano, porque no se trata de que una parte de la población se sienta excluida".

ACUERDOS CON PNV

Antonio Basagoiti aseguró que le gustaría que el PNV acordara con ellos "algunas decisiones importantes que tienen que ver con la convivencia o la lucha contra la crisis", pero advirtió de que "nadie crea que esto es una táctica para hacer una mayoría distinta a la de López y dejarle mal". "Nosotros lo que queremos es ser una puerta para que el PNV pueda entrar a apoyar cosas del acuerdo que tenemos el PP y el PSE-EE", afirmó.

Tras señalar que hay que dejar que el PNV "haga la digestión" de los resultados electorales y que aprendan "a hacer oposición", afirmó que, cuando no se está en el Ejecutivo, hay que ser, "a veces, exigente y, a veces, responsable".

Según apuntó, "ahora hay que trabajar por los vascos y estudiar iniciativas, medidas, acuerdos y esas cuestiones se pueden hacer con el juego democrático, el PSE-EE ejecutando, el PP proponiendo, el PNV exigiendo, controlando y dando alternativas", pero hay que "ponerse manos a la obra".

ETA Y EL CAMBIO

Basagoiti afirmó que, pese a que "ha habido informaciones complicadas que nos han venido en las últimas semanas en la dirección" de que los integrantes del PP vasco están entre los objetivos prioritarios de ETA, apuntó que la banda no va a conseguir frenar "el cambio".

"Si el PP y el PSE-EE hemos aprendido algo en los últimos años es a superar todas las dificultades, a hacernos fuertes ante la amenaza. El cambio no lo va a parar nadie, no lo va a parar ETA, no lo va a parar una formación que dependa de ETA, como Batasuna, no lo van a parar movimientos sindicales cercanos a ese mundo ni no lo va a parar ninguna persona que no respete la democracia", aseveró.

En este sentido, anunció que "estos meses que vienen por delante van a ser meses muy malos" para la organización terrorista porque "vamos a ir a por ellos, vamos a darles donde más les duele, que es, además de las detenciones de la Policía autonómica vasca, darles en el dinero, en el altavoz y les vamos a quitar la propaganda". "Van a ser tiempos buenos para todos los demócratas y tiempos malos para ETA y quienes les apoyan", aseguró.

A su juicio, si se ejecuta "todo aquello" que se ha plasmado en el acuerdo entre el PSE-EE y el PP, "colocando a ETA absolutamente al margen de las instituciones vascas, dejándole sin justificaciones, con esa política de deslegitimación", se pueda dejar a la banda "muy debilitada".

"Se ha demostrado que aplicando algunas medidas claves, ETA se viene a menos y, si encima, esas medidas se aplican desde Euskadi, ETA puede estar acabada. Yo creo que vamos a ver a medio plazo la desaparición de ETA en la medida en que ejecutemos este cambio, en la medida en que seamos capaces de colocar en la primera fila la derrota del terrorismo, en la medida en que Euskadi pueda estar en la vanguardia de quitar razones, dineros, altavoces y propaganda a los terroristas", apuntó.

A LA IZQUIERDA ABERTZALE, "NI AGUA"

En esta línea, apuntó que a la izquierda abertzale no se le dará ni agua "porque se ha demostrado que el agua que se le da, se la acaba bebiendo ETA".

El dirigente popular abogó porque la izquierda abertzale no pueda estar presente en las elecciones europeas. "Algunos tienen que darse cuenta de que no se puede justificar el terrorismo ni en Bilbao, ni en Mondragón, ni en Euskadi, ni en el conjunto de España, ni en Europa", dijo.

En este contexto, consideró que, "cuando se consiga cerrar todas las puertas a esa justificación, será mas fácil acabar con ETA". "Yo lo que deseo es que la Justicia actúe, que nadie ampare a gente afín a Batasuna y que quienes defienden el terrorismo se den cuenta de que ese camino no lleva a ningún sitio", concluyó.