Bill Richardson, que tuvo que renunciar a estar en el Gobierno Obama, invitado a la conmemoración de los Bicentenarios

MADRID, 4 (EUROPA PRESS)

El Gobierno ha invitado a un acto institucional para la conmemoración de los Bicentenarios de las Independencias Iberoamericanas a uno de los hombres de Obama que no llegó a tomar posesión por estar siendo investigado por presuntos favores a una empresa. Se trata de Bill Richardson, gobernador de Nuevo Méjico, que había sido elegido por el presidente de EEUU para ser secretario de Comercio.

Los citados actos, que tendrán lugar el próximo día 11 de mayo en la Casa de América, estarán presididos por los Reyes y los Príncipes de Asturias, acompañados por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, quien tendrá una intervención seguida de otra del Rey Don Juan Carlos.

Tras el acto inaugural, la primera conferencia abrirá el programa de la mano de Felipe González, Embajador Extraordinario y Plenipotenciario para la Conmemoración de las Independencias de las Repúblicas Iberoamericanas. El ex presidente abordará "el futuro de la comunidad iberoamericana" y "¿qué podemos hacer juntos?".

Será en la primera mesa de debate, moderada por Miguel Angel Moratinos, en la que participará Bill Richardson, junto con Enrique Iglesias, que dirige la Secretaria General Iberoamericana; José Miguel Insulza, secretario general de la OEA; Benita Ferrero Waldner, Comisaria de Relaciones Exteriores de la Comisión Europea; Isabel Allende, diputada chilena y Héctor Aguilar Camín, escritor mejicano.

Bill Richardson fue elegido por Barack Obama como secretario de Comercio de EEUU, sin embargo, renunció al cargo al estar siendo investigado por presuntos favores a una empresa durante su mandato como gobernador de Nuevo Méjico.

Un gran jurado federal le estaba examinando por un contrato otorgado en Nuevo Méjico a CDR Financial Products, una compañía californiana que podría haber financiado proyectos políticos de Richardson. Tras su renuncia, Richardson reconoció que ese proceso podría haber dificultado su ratificación por el Senado.

No obstante, el gobernador de Nuevo Méjico aseguró que había actuado de forma adecuada, pero precisó que había llegado a la conclusión de rechazar el cargo por que la propia investigación habría provocado un retraso en el proceso de confirmación.

En los actos del día once y por la tarde intervendrá la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, como presidenta de la Comisión Nacional para la Conmemoración de los Bicentenarios, seguida de otras dos mesas redondas, sobre "la fuerza de lo español" y "los desafíos compartidos", moderadas por los ministros de Cultura, Angeles González Sinde y de Industria, Miguel Sebastián, respectivamente.