Bono subraya que la sociedad espera "más que palabras" y demanda políticos "eficaces" y no "profetas del dogma"

VILLANUEVA DE LA CAÑADA (MADRID), 11 (EUROPA PRESS)

El presidente del Congreso, José Bono, aseguró hoy que "los españoles esperan más que palabras" del Debate sobre el estado de la Nación que arranca mañana y recalcó que los ciudadanos lo que reclaman son políticos "eficaces" que resuelvan los problemas y no "profetas del dogma".

En declaraciones a Europa Press tras clausurar en Villanueva de la Cañada (Madrid) el ciclo de conferencias con el que la Universidad Alfonso X 'El Sabio' ha celebrado su XV aniversario, Bono mostró su deseo de que el debate de Política General que concluirá martes, día 19, con la votación de las propuestas de resolución, responda a las demandas de los ciudadanos.

"Las medidas que de ahí surjan pueden ser la concreción de las intenciones, los principios y los discursos. Los españoles esperan más que palabras y el Congreso lo puede ofrecer en sus resoluciones", comentó.

Previamente, en un salón de actos abarrotado de estudiantes, Bono había pronunciado un discurso durante el que resaltó que lo que los ciudadanos esperan de los políticos es que resuelvan los problemas que padece la sociedad.

"Se acabaron los profetas en el ámbito político o ideológico --proclamó el presidente del Congreso-- Hoy la sociedad ya no quiere profetas del dogma, sino ingenieros de la eficacia, gente que resuelva los problemas y no que nos cuente calamidades".

"QUIEN NO ES EFICAZ, ES PRESCINDIBLE"

Desde su punto de vista, en este momento, "lo importante no es discutir si es más eficaz la derecha o la izquierda" porque "quien no es eficaz no es de derechas o de izquierdas" sino que es, "sencillamente, inútil y prescindible".

Por otra parte, Bono aprovechó su discurso para criticar a quienes, según él mismo explicó, le han reprochado que como presidente del Congreso y como socialista acudiese a conmemorar el aniversario de una universidad privada.

Tras lamentar que "los viejos clichés de algunos sigan perennes", volvió a abogar por superar "dogmas maliciosos" y arremetió contra aquellos que "ensalzan lo público y hacen denostación de lo privado por el hecho de serlo", a los que recordó, por ejemplo, que la Institución Libre de Enseñanza era privada.

En este contexto, elogió a los empresarios que han apostado por la educación y recordó que casi 150.000 estudiantes, el 10 por ciento de los universitarios españoles, se forman en centros privados como la Universidad Alfonso X El Sabio, cuya trayectoria alabó por formar, como las demás, "el capital humano" imprescindible para la "eficacia" de la sociedad española.